Euskaltel denuncia a tres productoras cinematográficas por «engañar a sus clientes»

Euskaltel denuncia a tres productoras cinematográficas por «engañar a sus clientes»
Ignacio Pérez

Las compañías reclaman a clientes del operador dinero a cambio de evitar la vía judicial por supuestamente haber «compartido contenidos»

AGENCIAS

Euskaltel ha denunciado ante Kontsumobide-Instituto Vasco de Consumo a las productoras cinematográficas Reliance Entertainment Productions LLC., Venice PI, LLC. y Wind River Productions LLC. por haber enviado cartas a distintos clientes de Euskaltel reclamándoles el pago de determinadas cantidades de dinero a cambio de evitar la vía judicial por «una supuesta compartición, directa o indirecta, de sus contenidos vulnerando la Ley de Propiedad Intelectual» y cree que se trata de un «acto desleal de engaño».

En un comunicado, el operador ha explicado, tras analizar las cartas recibidas por sus clientes, que «se falta a la verdad en la narración de los hechos». En su denuncia ante Kontsumobide, indica que en el escrito remitido a sus clientes por las productoras, se afirma que el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao solicitó los datos de los clientes «como titulares de la IP causante de una infracción», la de «poner a disposición o difundir de forma directa o indirecta» un fichero, «vulnerando la Ley de Propiedad Intelectual».

Euskaltel ha afirmado que es «rotunda y absolutamente falso» que en el acta de comparecencia ni en ningún momento del procedimiento de diligencias preliminares se haya dispuesto que «Euskaltel identifique al usuario como titular de la IP causante de la infracción de poner a disposición o difundir de forma directa o indirecta un determinado fichero».

Según ha indicado, se trata de «actos de engaño» al amparo del artículo 5 de la Ley 3/1991 de competencia desleal y, además, ha indicado que «las cartas constituyen actos desleales consistentes en omisiones engañosas puesto que también se encuadran dentro del artículo 7» de la citada Ley. En su escrito, según ha explicado, adjunta los artículos legales que definen «qué son actos de engaño, en primer lugar y, en segundo lugar, las omisiones engañosas, para sustentar su denuncia ante Kontsumobide».

Euskaltel asegura que, «con esta falsedad», las productoras pretenden «inducir a error al destinatario y conseguir alterar su comportamiento económico incidiendo en el pago del derecho de propiedad intelectual».

«Con la carta remitida al usuario se omite y oculta la información necesaria para que el destinatario adopte una decisión con el debido conocimiento de causa», ha añadido. A su juicio, se crea por la productora «una apariencia de responsabilidad declarada de una infracción en materia de propiedad intelectual».

«Esta ocultación de la verdad, que no es otra que nadie lo ha declarado responsable de nada, constituye también una conducta desleal, constitutiva de omisión engañosa», ha apuntado.