Euskadi tiene el menor índice de accidentes laborales de autónomos

Un repartidor de Glovo en Bilbao. /Borja Agudo
Un repartidor de Glovo en Bilbao. / Borja Agudo

Los 412 percances sufridos por los 142.3000 trabajadores por cuenta propia arrojan la tasa más baja

ERLANTZ GUDEBilbao

Cinco de cada 1.000 autónomos sufrieron accidentes laborales en el primer semestre. Según los datos difundidos por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), el número de siniestros rondó los 15.700 en el país y se registraron 33 víctimas mortales. Afortunadamente, Euskadi se situó por debajo de la media, conforme al indicador que mide la cifra de percances por cada 100.000 trabajadores por cuenta propia. Con 412 accidentes entre sus 142.300 autónomos arroja el índice más bajo.

Paradójicamente, tres regiones próximas -Navarra (777), Cantabria (773) y Asturias (739)- encabezan la siniestralidad, muy por encima de la media de incidencia nacional, próxima a los 500 percances. En valores absolutos lógicamente las comunidades con más afiliados al RETA contabilizaron más accidentes: Andalucía saldó el semestre con 2.937 y Cataluña, con 2.029.

Casi el 98% de los 15.700 siniestros fueron leves. Servicios, construcción y agricultura son los sectores con mayor número de percances. Asimismo, los autónomos de 26 a 45 años acaparan casi la mitad y las mujeres protagonizaron menos accidentes. Como si de un horario fatídico se tratara, casi el 40% se concentraron de 10 a 12 horas.

Más prevención

ATA ha podido confeccionar este informe debido a que desde el 1 de enero los autónomos cotizan por contingencias por accidentes laborales y enfermedad profesional. El documento evidencia que sufren más accidentes mortales, muy graves y graves que los asalariados, aunque menos percances leves. Lorenzo Amor, presidente de la agrupación, ha exigido «un mayor impulso a las medidas preventivas y campañas de prevención de riesgos laborales para el colectivo».