Euskadi se impone a los grandes centros de investigación alemanes

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia, y los ejecutivos de EIT Manufacturing en San Sebastián./EFE
La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia, y los ejecutivos de EIT Manufacturing en San Sebastián. / EFE

Europa elige al País Vasco para liderar un proyecto de fabricación avanzada desde un consorcio de 50 empresas de 17 países

JULIO DÍAZ DE ALDA

Un consorcio de 50 empresas y centros tecnológicos de 17 países, liderado desde Euskadi en su vertiente para todo el suroeste de Europa, ha logrado imponerse en un concurso organizado por el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) en todo el Viejo Continente para desarrollar un megaproyecto en materia de fabricación avanzada.

El hecho, que ya de por sí es muy meritorio, lo es aún más si se tiene en cuenta que esa propuesta ha superado a las de dos consorcios que llevaban como líderes al gran monstruo de la investigación y la innovación alemana: el siempre temido y respetado Fraunhofer.

Son circunstancias que explican la alegría con la que Rikardo Bueno –director de fabricación avanzada de Tecnalia y, al tiempo, responsable del nodo vasco de esa apuesta paneuropea– explicó ayer en San Sebastián la puesta en marcha de lo que se ha convenido en llamar EIT Manufacturing. Un proyecto que tendrá también sedes en Suecia, Austria, Italia y Alemania.

«Hemos sabido presentar un proyecto atractivo contando, por supuesto, con actores germanos de primer nivel como Siemens o Volkswagen, junto a otros del calado de Volvo, la Universidad Técnica de Viena, Whirpool Europe y las entidades vascas Aernnova, Corporación Mondragon, IK4 Research Alliance, ITP Aero y Tecnalia», resaltó Bueno.

El jefe de este nodo para el sureste de Europa del EIT Manufacturing aclaró que Euskadi coordinará las acciones y los programas de los socios portugueses y franceses. Entre los objetivos, avanzó, destaca «la creación en los próximos siete años de unas 200 nuevas empresas del mundo de la fabricación avanzada y la puesta en mercado de al menos cien nuevos productos y servicios».

Y es que, apuntó, buena parte del presupuesto servirá para «acelerar a pequeñas empresas, inyectarles capital, acompañarles y ayudarles en su crecimiento e, incluso, buscarles clientes». «No es casualidad que el nodo más importante de esta red se ubique en Euskadi», una distinción que, resaltó, supone «el reconocimiento a los agentes que han trabajado en su creación y al apoyo que ha recibido de la Administración». Los ejes sobre los que arranca el consorcio son la innovación en los ámbitos de fabricación aditiva; nueva robótica; fabricación con visión medioambiental y digitalización en la industria.