Euskadi se encuentra entre las comunidades autónomas con menor tasa de funcionarios

Euskadi se encuentra entre las comunidades autónomas con menor tasa de funcionariosGráfico
Fotolia

Los 106.500 empleados públicos vascos suponen el 11,3% del total de trabajadores. La comunidad ha perdido en seis meses más puestos que ninguna otra región

ERLANTZ GUDE

Euskadi se encuentra entre las comunidades autónomas con menor peso del empleo público sobre el total de personas ocupadas al cierre del ejercicio 2017 y además su número descendió en el último semestre. En el conjunto de España la tasa media de funcionarios sobre el total de trabajadores afiliados a la Seguridad Social se eleva hasta el 13,8%, mientras que en Euskadi su peso se limita al 11,3%, aunque es Cataluña la que menor tasa presenta con sólo un 9,5%, según los datos del Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas que edita periódicamente el Ministerio de Hacienda y Función Pública.

En cifras reales esto supone que el País Vasco cuenta con algo más de 106.500 empleados públicos -funcionarios, personal laboral y estatutario- adscritos a las distintas administraciones públicas que están presentes en la comunidad: Gobierno vasco, Gobierno central, Diputaciones Forales, Ayuntamientos, incluyendo Universidades.

En el flanco opuesto, las zonas con mayor tasa de funcionarios son Extremadura, con un 23,5%, mientras que las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla se colocan en cifras por encima del 40%.

Sobresale asimismo en Euskadi la tasa de mujeres en las administraciones -un 57,8%-, mayoritarias en tres de las cuatro áreas en las que se divide el empleo público. A cierre del pasado ejercicio se contabilizaban más de 61.500 trabajadoras vinculadas a las administraciones, por 45.000 hombres. También en este capítulo se mejora la media nacional, ya que, pese a que las mujeres superan ampliamente a los hombres, las más de 1,4 millones de empleadas su peso representa el 55,7% del total.

Las claves

Empleo público
En en conjunto de España el peso del empleo público representa el 13,8% de los trabajadores afiliados
Más mujeres trabajadoras
En las administraciones vacas tienen más peso las mujeres, en la del Estado los hombres
Reducción semestral
En el 2º semestre de 2017 bajó el empleo público en Euskadi, Navarra, Asturias, Madrid y Andalucía.

¿Cómo se distribuye el trabajo público en el País Vasco? Unos 10.750 empleados están adscritos a a la Administración del Estado. Los hombres doblan aquí la cifra respecto de las mujeres. La tónica se invierte si se cotejan las personas empleadas en el Gobierno vasco. En este caso, el número de mujeres casi duplica los más de 20.000 hombres.

Descendiendo al ámbito de administración local, las mujeres vuelven a predominar, aunque con guarismos más equilibrados -16.380 mujeres por 13.857 hombres-. Los datos autonómicos 'contradicen' de nuevo la media nacional, donde el género femenino, con 278.700 profesionales, está menos representado que el masculino. En el último capítulo -las universidades-, las 3.240 mujeres vascas también son mayoría, y otra vez marcan diferencias con la tendencia nacional, con un 52,8% de hombres.

18.000 puestos más

Si se comparan los datos de diciembre de 2017 con los del semestre anterior, se ve cómo en el conjunto de España creció el número de empleados públicos, aunque disminuyó en cinco comunidades autónomas.

Así Euskadi lidera la lista de las cinco regiones que redujeron empleo público, entre las que se encuentran también Navarra, Asturias, Madrid y Andalucía.

Aunque la diferencia es exigua y Navarra cae solo una décima más, la comunidad vasca encabeza el ranking por volumen de disminución de empleo, con 8.260 puestos menos. El trabajo se resiente particularmente la Administración autonómica, que registra la pérdida de casi 8.500 empleos. El descenso se focaliza en las mujeres, ya que en el semestre ven reducirse 7.200 puestos. En cambio en el conjunto de España, el trabajo femenino se incrementó con 18.600 empleadas más, mientras que el sector masculino experimentó una leve disminución de 600 personas.

En el conjunto de España se crearon 18.000 plazas en un semestre, lo que eleva por encima de los 2.553.000 personas el empleo público, y significa un repunte del 0,71%. Se observa un mayor movimiento de trabajadores en las administraciones autonómicas y locales.

En los gobiernos autonómicos el número de efectivos creció en más de 14.600 (+1,1%) y en el espectro local se suman otros 5.100 (+0,9%). Aumentan menos en las universidades, con 890 empleados más (+0,6%), mientras que cae medio punto el trabajo en la Administración estatal.

Si se comparan los datos de empleo público total en Euskadi en 2017 con los de diez años atrás, según el informe del Ministerio de Hacienda y Función Pública, se produce una disminución de casi 2.000 trabajadores públicos, ya que la cifra de 2007 se elevaba hasta los 108.350 personas. Sin embargo esta evolución hay que tomarla con cautela, ya que en el Boletín Estadístico se alerta de la dificultades de homologar los datos en el conjunto del periodo por cambios en la estructura del sector público.

Aprobación masiva de OPEs para cubrir vacantes

La salida de la crisis, la mejora de las cuentas públicas y el fin de las limitaciones legales impuestas en su día por el Ejecutivo de Mariano Rajoy sobre la ampliación del empleo público, ha supuesto que la gran mayoría de administraciones públicas estén aprobando nuevas Ofertas Públicas de Empleo (OPE). De esta forma, en éstas fechas se están sucediendo los exámenes para cubrir las plazas que quedaron vacantes por jubilaciones de personal y también para dar estabilidad a los trabajadores públicos con contratos temporales.

En el caso del Gobierno vasco en diciembre de 2017 el Ejecutivo de Urkullu pactó con sus socios socialistas la política de empleo público hasta 2020, en la que está prevista la dotación de hasta 13.500 plazas para funcionarios, que se repartirán principalmente entre Osakidetza (5.000), Educación (5.000), Ertzaintza (1.600), administración general del Gobierno vasco (1.500) y Justicia (400). La aplicación de este plan implica en 2018 la salida de 4.583 plazas en varias OPEs.

A pesar de la amplitud de estas OPEs, los sindicatos criticaron durante al Ejecutivo al considerarla «insuficientes», proceso además que este año se ha visto envuelto en una gran polémica al tener que suspenderse varias de las convocatorias de examen de Osakidetza por denuncias de irregularidades.

Otras administraciones vascas también están inmersas en ofertas de empleo público. Este es el caso de la Diputación Foral de Bizkaia aprobó el pasado mes de julio una OPE por 308 plazas destinadas a personal administrativo. Por su parte, también en julio, la Diputación Foral de Gipuzkoa aprobó su oferta de empleo para los próximos tres años dotada de 330 plazas.

En el caso de la Diputación de Álava, el Instituto Foral de Bienestar Social (IFBS), está inmersa en una OPE para cubrir 187 plazas de enfermeras y auxiliares, que se sumarán a las 80 plazas forales ofertadas el año pasado.

Por lo que respecta a la Administración central, el presidente Pedro Sánchez anunció recientemente la convocatoria de casi 31.000 plazas para renovar la Administración, «la mayor oferta en la última década».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos