El lehendakari advierte que la situación de La Naval de Sestao «es muy complicada»

El cascarón del 'Vox Alexia', cuya construcción quedó paralizada hace meses, en la grada del astillero de Sestao./Pedro Urresti
El cascarón del 'Vox Alexia', cuya construcción quedó paralizada hace meses, en la grada del astillero de Sestao. / Pedro Urresti

El consejo de administración de Van Oord está dividido sobre la conveniencia de continuar

Manu Alvarez
MANU ALVAREZ

El lehendakari Iñigo Urkullu ha reconocido hoy que «la situación de La Naval es muy complicada», en el transcurso de un pleno celebrado hoy en el Parlamento vasco. Urkullu ha lanzado este mensaje en respuesta a una pregunta realizada por el grupo de Elkarrekin Podemos sobre la situación del astillero y la actitud del Ejecutivo para intentar buscar una salida a esta empresa en crisis. El lehendakari ha desvelado que pese a la existencia de un principio de acuerdo entre Van Oord y las entidades financieras para continuar con la construcción del único buque que se encuentra en la grada del astillero, el consejo de administración de la empresa armadora holandesa «está dividido». Esto es, una parte del máximo órgano de decisión de la compañía no quiere continuar con la construcción de este buque en el astillero vasco.

El consejo de Van Oord celebra hoy una reunión en la que va a discutir este asunto y, previsiblemente, adoptará una decisión definitiva. El preacuerdo alcanzado con la banca implica que se hará cargo del casco del 'Vox Alexia' que está en el astillero y abonará por ello 15 millones de euros a las entidades financieras, mientras que el propio astillero desembolsará otros 3 millones adicionales. El lehendakari ha desvelado también que el Gobierno ha remitido una carta al consejo de administración de Van Oord para animarles a que continúen con la construcción del buque.

En su breve intervención, Urkullu ha repetido hasta tres veces que la situación es «complicada» y ha recordado la debilidad de la empresa «especialmente desde que entró en un procedimiento concursal el pasado año». Por ello, se ha mostrado confiado en que el armador holandés acepte seguir con el encargo a La Naval, lo que permitiría dar empleo a unas 1.500 personas durante 20 meses y también ganar tiempo para buscar una solución definitiva para el astillero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos