Telefónica logra recuperar 130 toneladas de residuos electrónicos en Euskadi

Telefónica logra recuperar 130 toneladas de residuos electrónicos en Euskadi

El cable de los routers que han quedado desfasados supuso el 64% del total

IBAN SUNYER

En un solo año Telefónica ha conseguido recuperar en Euskadi un total de 130 toneladas de materiales y equipos obsoletos, entre los que destacan baterías, móviles, routers y cables. Muchos de estos equipos habían quedado en desuso como consecuencia del proceso de transformación y digitalización de la red con el paso a la fibra óptica.

La compañía de telecomunicaciones está modernizando la gestión de sus residuos en Europa y Latinoamérica por medio de la herramienta 'GReTel' (Gestión de Residuos de Telefónica), en funcionamiento desde 2017 y con la que se pretende reutilizar los equipamientos antiguos, además de disminuir el consumo eléctrico y el impacto al medioambiente. La plataforma digital mejora la trazabilidad y aprovecha todas las oportunidades ligadas a la economía circular. En 2018, la compañía recogió más de 800.000 móviles, parte de ellos se destinaron al mercado de segunda mano para favorecer su reutilización. Asimismo, se recuperaron 4 millones de routers.

La cooperación de los clientes es un eslabón básico en este proceso de reciclaje. Tan solo en España, la devolución de routers y su posterior reutilización evitó la emisión de más de 7.300 toneladas de CO2, lo que equivaldría al consumo energético de 886 viviendas. En total se recogieron más de 10.000 toneladas de residuos, y se reciclaron más de 1.900 toneladas de basura electrónica.

A escala mundial, la empresa generó más de 26.295 toneladas de residuos, lo que supuso un 4% menos que el año anterior, el 97 % de su volumen fue destinado al reciclaje. Debido al cambio a la fibra óptica, el cable de los decodificadores usados supuso el 64% del total de los residuos. La compañía ingresó más de 32 millones gracias a la recuperación de equipos electrónicos y cables.