Telefónica cierra la venta de su filial en Panamá por 536 millones

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, en la última junta de accionistas./Fernando Villar
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, en la última junta de accionistas. / Fernando Villar

La compañía española suma esta operación a sus desinversiones en Guatemala y Nicaragua y tiene pendiente salir también de El Salvador y Costa Rica

E.P.

Telefónica concluyó ayer la operación de venta de su filial Telefónica Móviles Panamá a la compañía Millicom International Cellular, que ya poseía una participación mayoritaria del 60% en la operadora panameña. La transacción se cerró por un importe total de 594 millones de dólares (aproximadamente 536 millones de euros al cambio actual), según informó la empresa española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, Telefónica Centroamérica Inversiones, sociedad participada directa e indirectamente al 60% por Telefónica España y al 40% por Corporación Multi Inversiones, ha transmitido -una vez obtenidas todas las aprobaciones regulatorias pertinentes- la totalidad del capital social de Telefónica Móviles Panamá a Cable Onda. Esta empresa panameña es una filial de la multinacional colombiana Millicom International Cellular, que tiene su sede social en Luxemburgo y cuenta con un 38% de capital de un 'holding' sueco.

Telefónica Móviles Panamá, el operador líder en ese país, aportará a la adquiriente aproximadamente 1,6 millones de nuevos clientes con acceso a una red 4G que cubre el 80% de la población del Estado centroamericano.

Tras el cierre de esta operación, Telefónica ha completado la venta de tres de sus participadas en Centroamérica (Guatemala, Nicaragua y ahora Panamá) por un precio conjunto de 1.356 millones de dólares (unos 1.225 millones de euros), de los cuales el 60%, 814 millones de dólares (735 millones de euros), corresponden a la compañía española, que aún tiene pendientes las desinversiones de sus filiales coparticipadas en El Salvador y Costa Rica.

La empresa presidida por Álvarez-Pallete quiere reducir una deuda que asciende a 40.230 millones

Durante los dos primeros meses de esta año, el grupo presidido por José María Álvarez-Pallete ya anunció la venta de todas sus operaciones en Centroamérica por un importe agregado total de 2.298 millones de dólares (2.025 millones de euros), lo que supone un múltiplo implícito conjunto de 7,4 veces el resultado bruto de explotación de 2018 estimado de todas las compañías y una reducción prevista de deuda de alrededor de 1.400 millones de euros.

Tal y como se comunicó entonces, estas operaciones se enmarcan dentro de la política de gestión de cartera de activos de la compañía española, basada en «una estrategia de creación de valor, optimización del retorno sobre el capital y posicionamiento estratégico», según señaló Telefónica.

Asimismo, se informó de que también complementaba su objetivo de reducción de deuda, que a 30 de junio pasado ascendía a 40.230 millones de euros, y fortalecimiento de balance «en un escenario de generación de caja creciente, que a la vez permite mantener una remuneración al accionista sostenible y atractiva».