Solarpack eleva su beneficio un 4% en su primer resultado como cotizada

El consejero delegado, Pablo Burgos, y el presidente, José Galíndez, en el toque de campana de la salida a Bolsa en diciembre /Fernando Gómez
El consejero delegado, Pablo Burgos, y el presidente, José Galíndez, en el toque de campana de la salida a Bolsa en diciembre / Fernando Gómez

Los ingresos de la multinacional vasca de fotovoltaica caen un 7% debido a la fase en que se encuentran sus proyectos

Ana Barandiaran
ANA BARANDIARANBilbao

Solarpack, la multinacional fotovoltaica vizcaína que salió a Bolsa el pasado diciembre, ha presentado hoy sus primeros resultados anuales ya como empresa cotizada. Su beneficio el año pasado , aunque sus ingresos de explotación cayeron un 7% y se situaron en los 30 millones de euros. La compañía ha justificado este descenso por la fase de desarrollo en la que se encuentran sus proyectos, que experimentarán un fuerte crecimiento a lo largo de este ejercicio, en un momento de 'boom' de las renovables.

La empresa divide su negocio en tres segmentos: construcción de parques fotovoltaicos, generación eléctrica de sus propios megavatios y servicios. Es el primer área el que ha flojeado en el ejercicio de 2018, con una aportación negativa al resultado, debido a la fase de los proyectos. En el año se pusieron en operación solo 20 MW en Chile y Colombia, pero , que se pondrán en funcionamiento este ejercicio, junto con los 362 MW que tiene en cartera, en India y España, principalmente.

El segmento de generación se comportó mucho mejor, con unos ingresos de explotación de 20,8 millones de euros. La compañía cerró en diciembre la y, en total, explota 141 MW en todo el mundo, atribuibles a 11 proyectos ubicados en Chile, España, India y Perú. El área de servicios operó 160 MW propios y de terceros.

Solarpack cuenta con 1.112 MW en 'proyectos en prospección' y 1.826 en la categoría de 'oportunidades identificadas'.

Los gastos de la salida a Bolsa también han tenido un impacto negativo en las cuentas del año pasado. Solarpack, que se ha convertido en la cotizada vasca número 16, consiguió en la colocación del 38% de su capital 110 millones de euros, con los que quiere financiar el fuerte crecimiento previsto en esta etapa de tirón para las renovables. Los fundadores de la compañía –el presidente, José Galíndez, y el consejero delegado, Pablo Burgos– no vendieron ninguno de sus títulos y tras la ampliación de capital mantienen un 62% en su poder.

La empresa ha tenido una, debido a que los inversores están muy positivos con todas las compañías de renovables. Salió a Bolsa en 8,3 euros y hoy superaba los 12 euros. Su capitalización ronda los 400 millones, similar a la de Tubacex. Contiene, por tanto, 71 veces el beneficio.