Los sindicatos rechazan la nueva propuesta salarial del metal de Bizkaia y mantienen la huelga

Manifestación de los sindicatos, el pasado 6 de junio en Bilbao, en protesta por la falta de acuerdo en el Convenio del Sector del Metal de Bizkaia /EFE
Manifestación de los sindicatos, el pasado 6 de junio en Bilbao, en protesta por la falta de acuerdo en el Convenio del Sector del Metal de Bizkaia / EFE

La patronal, que plantea un alza de las tablas de 2018 y 2019, acusa a las centrales de falta de interés por llegar a acuerdos

Carmen Larrakoetxea
CARMEN LARRAKOETXEABilbao

La última reunión de la Mesa del Metal de Bizkaia ha vuelto a acabar como todas las anteriores, sin acuerdo, por lo que lo sindicatos mantienen la convocatoria de dos jornadas más de huelga, previstas para esta semana, para el jueves y viernes.

En la sesión de este lunes la patronal, la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM) informa que acudió con una «una nueva propuesta» con la intención de «alcanzar un acuerdo», que incluye una mejora de las condiciones económicas. En este caso, ofrecen la actualización a 1 de enero de 2019 de las tablas según el IPC 2018 + 0,75%, incrementando las mismas en 2019 según IPC 2018 + 1%, y según IPC 2019 + 0,75% para 2020. La propuesta de FVEM supone un aumento salarial en tablas a 1 de enero de 2019 de un 4,15%. «Esto supondría un incremento del poder adquisitivo sobre IPC en el periodo 2008-2019 superior al 4% para todos los trabajadores y trabajadoras del sector», recalca la representación empresarial.

Sobre el resto de contenidos, FVEM ha recordado a los sindicatos que ya aceptaron la reclamación de «ultractividad indefinida» y que también está dispuesta a avanzar en otras materias relevantes como la igualdad de género y la seguridad y salud laboral» aspectos sobre los que viene trabajando desde hace años.

Pero al mismo tiempo la patronal recuerda a la parte sindical «la necesidad de contar con una flexibilidad en la jornada de trabajo pactada, en la que, sin aumentar en ningún caso las horas, se puedan adecuar a las necesidades de la empresa».

A pesar de la nueva propuesta de alza salarial, la patronal lamenta que los sindicatos sigan sin «modificar su postura en ningún» aspecto, lo que demostraría «una vez más su voluntad de imponer unas condiciones que lastrarían la capacidad de las empresas» para poder competir competir en los mercados globales, lo que a la postre influye en la «futura viabilidad y capacidad para seguir generando empleo de calidad «por parte de las empresas.

La patronal se queja de que «una negociación supone cesiones de todas las partes», ya que lo contrario «denota la falta de interés para llegar a acuerdos». Así, la FVEM reclaman que se desconvoquen las dos próximas jornadas de huelga porque sólo van a «generar perjuicios a todos los implicados en el sector, reduciendo la actividad de las empresas, el nivel de inversión y, como consecuencia, la capacidad de generar empleo».

Temas

Paro