Satisfacción entre las instituciones por el principio de acuerdo de Tubos Reunidos

Ramiro González, junto a Gorka Urtaran, Iñigo Urlullu, Jesús Loza y el presidente de SEA-Empresas Alavesas, Pascal Gómez, el pasado viernes./E. C.
Ramiro González, junto a Gorka Urtaran, Iñigo Urlullu, Jesús Loza y el presidente de SEA-Empresas Alavesas, Pascal Gómez, el pasado viernes. / E. C.

El diputado general afirma que era una noticia «esperada» y que permanecía al tanto de las negociaciones entre la empresa y la banca

Ander Carazo
ANDER CARAZO

El diputado general de Álava en funciones, Ramiro González, no pudo ocultar su satisfacción tras conocer el principio de acuerdo entre la banca y Tubos Reunidos para perdonar una parte importante de su abultada deuda (cifrada en cerca de 200 millones de euros). Su rostro reflejaba una media sonrisa ante una noticia que consideró «esperada» y dijo que estaba al corriente de la evolución de estas conversaciones que han provocado este martes la suspensión de su cotización en bolsa.

«Tanto la teniente de diputado general (Pilar García de Salazar) como yo estábamos al tanto de esta situación», evidenció González, aunque no quiso dar detalles sobre un acuerdo que todavía no está cerrado.

Para el dirigente del PNV alavés, esta noticia significa que la banca «tiene confianza en el futuro de la empresa». No quiso ceñir el efecto de esta noticia a un tema puntual y destacó que es importante para Álava y para la cuadrilla (comarca) de Ayala.

«Garantiza la continuidad de la empresa»

El Gobierno vasco, por su parte, considera una «buena noticia» que Tubos Reunidos haya refinanciado su deuda. La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, considera que la medida «garantiza la continuidad de la empresa» vasca. «Es una buena noticia para la empresa, para el sector y para el conjunto de la economía de Euskadi», ha subrayado.

Tapia ha explicado que el Gobierno vasco conocía la situación de la empresa y de todo el trabajo que se estaba realizando, tanto con los acreedores y con las entidades financieras. Además, ha explicado que han trabajado con la dirección de la empresa para buscar alternativas y soluciones.

Asimismo, ha recordado que la empresa ha «sufrido mucho» con la situación de los mercados de EEUU y los aranceles, y que «sin embargo, su actividad permitía decir que se trataba de una empresa con futuro». «Es una buena noticia para la empresa, para el sector y para el conjunto de la economía de Euskadi», ha señalado.

Preguntada sobre si Tubos Reunidos podría optar al nuevo Fondo público privado que el Gobierno vasco quiere poner en marcha en el mes de julio para garantizar el arraigo de las empresas en el País Vasco, Tapia ha aclarado que «no es lo mismo una empresa en dificultades, que requiere de otro tipo de medidas; que otra en crecimiento, que queremos que continúe siendo competitiva», y ha aclarado que este fondo está dirigido para estas ultimas empresas.

Según ha explicado, el objetivo de las inversiones de este fondo es «garantizar la competitividad del tejido productivo» vasco y que «siga creciendo, generando empleo y riqueza, sobretodo en el Territorio».