Sara de la Rica entrará en el consejo de Iberdrola, que presidirá Galán cuatro años más

Sara de la Rica entrará en el consejo de Iberdrola, que presidirá Galán cuatro años más

La junta de accionistas de la eléctrica vasca, que se celebrará el 29 de marzo, reelegirá a Xabier Sagredo para su órgano de gobierno, del que saldrá Ángel Acebes

EL CORREO

La junta general de accionistas de Iberdrola, que se celebrará el próximo 29 de marzo en Bilbao, votará la reelección de su presidente, Ignacio Sánchez Galán, por otros cuatro años, así como el nombramiento de la catedrática de Economía y actual directora de la Fundación ISEAK, Sara de la Rica, como nueva consejera independiente. De la Rica era hasta ahora consejera de Iberdrola España, puesto que ya ha dejado.

En el orden del día de la junta, enviado ayer por la eléctrica vasca a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), figura además que se someterá a votación la ratificación y reelección del presidente de BBK, Xabier Sagredo, que pasa a ser consejero independiente y presidente de la comisión de auditoría y supervisión del riesgo; y las reelecciones de María Helena Antolín Raybaud, José W. Fernández, Denise Holt y Manuel Moreu Munaiz, todos ellos independientes y que cumplen mandato este marzo, al igual que el exministro Ángel Acebes, que no figura entre los que serán reelegidos y saldrá del consejo de la compañía.

Con el nombramiento de Sara de la Rica, Iberdrola será la compañía del Ibex 35 con mayor porcentaje de mujeres en su consejo de administración, un 42,8% de consejeras sobre un total de 14 miembros, de los cuales, además, diez (un 71,4%) son independientes.

Por otra parte, en la junta de accionistas se someterán a aprobación las cuentas anuales, los informes de gestión y la gestión social y actuación del consejo de la eléctrica durante 2018.

Asimismo, se votará una reducción de capital mediante la amortización de un máximo de 280,45 millones de acciones propias, representativas del 4,3% del capital social de Iberdrola, con lo que el número de títulos del grupo se mantendrá estable en 6.240 millones y se evitará el efecto dilutivo del dividendo flexible.

En el orden del día del cónclave también figura un primer aumento de capital liberado por un máximo de 1.520 millones y uno segundo por hasta 1.235 millones, con el objetivo de retribuir al accionista. Asimismo, la eléctrica vasca ha acordado llevar a cabo un programa de recompra de acciones propias que afectará a un máximo de 135.029.610 acciones, representativas del 2,07% de su capital social, por un importe máximo de 1.147,7 millones de euros.