Los sindicatos desconvocan las huelgas de Semana Santa en Air Nostrum y Renfe

Los sindicatos desconvocan las huelgas de Semana Santa en Air Nostrum y Renfe

Los pilotos llegan a un acuerdo con la aerolínea, pero los 47 vuelos cancelados de este martes no se han podido operar, al tiempo que CC OO levanta el paro previsto para este miércoles que afectaba a 46 trenes

E. Martínez
E. MARTÍNEZMadrid

Más de 10.000 personas estaban afectadas por la huelga de la aerolínea Air Nostrum convocada por el Sepla, el sindicato de pilotos. Afortunadamente para ellos, este martes la empresa ha llegado a un acuerdo con los pilotos para poner fin a los paros después de que este lunes se cancelaran 49 vuelos y hubiera programados otras cinco jornadas de huelga en la 'operación salida' y 'operación llegada' de la Semana Santa.

Pese al acuerdo, las 47 cancelaciones previstas para este martes se han mantenido ante la «dificultad técnica» de reprogramar los vuelos y lo tarde que se alcanzó el acuerdo, ya en la madrugada del martes después de dos días de intensas negociaciones. La compañía ha indicado que están trabando para recuperar la mayor parte de los vuelos que estaban cancelados para este miércoles, mientras que los de los días 22, 23 y 24 de abril se operarán con «total normalidad». En cualquier caso, los pasajeros afectados tendrán derecho al reembolso de sus billetes o a la reubicación en otros vuelos hasta el 10 de mayo.

Los pilotos de Air Nostrum ya habían ido a la huelga el pasado noviembre porque la compañía desvía la producción a otras aerolíneas de los mismos propietarios, y en diciembre llegó a un acuerdo por el que regulaba al 20% el número de aviones y de horas de vuelo que puede externalizar.

Renfe desconvoca la huelga

Aunque la mañana comenzaba con la noticia de la cancelación de 46 trenes (19 AVE y Larga Distancia y los otros 27 Media Distancia) este miércoles por la huelga de Adif, a mediodía CC OO ha desconvocado el paro, aunque mantienen la segunda jornada de huelga del 26 de abril a la espera del resultado que arroje la reunión de los sindicatos con la dirección de Adif, prevista para el día 24.

La desconvocatoria ha llegado después de recibir una carta de Recursos Humanos de Adif en la que se informa de que el nuevo convenio ha recibido el visto bueno de la Comisión de Seguimiento de Negociación Colectiva de las Empresas Públicas. Y es que la huelga estaba motivada por el retraso de la aprobación definitiva del documento. Algo por lo que también se queja el Sindicato de Circulación, que llama a los controladores ferroviarios a secundar el paro para denunciar que están trabajando sin convenio desde el 1 de enero porque Fomento y Hacienda «no han autorizado el preacuerdo que se firmó en diciembre».

Así que a pesar de que ya no habrá trenes cancelados, el mantenimiento de la huelga por parte de los controladores podría ocasionar retrasos. Aunque no se había calculado cuántas personas estaban afectadas por estos paros, los servicios mínimos fijados por Fomento garantizaban el 95% de la circulación habitual de Renfe para este Miércoles Santo, uno de los días de mayor movilidad de viajeros del año.

Pero las huelgas de Semana Santa no acaban aquí. Por ahora siguen en pie los paros convocados para mañana en Salvamento Marítimo para la ratificación de sus convenios, la seguridad de Renfe, el personal de tierra de los aeropuertos (días 21 y 22 de abril) y los vigilantes de Barajas, que iniciaron una huelga indefinida el pasado 12 de abril. Estos últimos han denunciado ante Inspección de Trabajo a la empresa concesionaria de los controles de seguridad del aeropuerto porque consideran que no ha respetado la normativa de huelga.

El comité de vigilantes se queja de que la empresa ha cambiado puestos de unas terminales a otras para abrir más arcos de acceso y que puedan pasar el control más personas. A su juicio, estos cambios persiguen que la «huelga no se note» y generar la sensación de «mayor rapidez» en el acceso de los viajeros que acuden al aeropuerto de Barajas.