La industria se acerca al objetivo de aportar el 25% de la riqueza de Euskadi

El presidente de Accenture en España, Portugal e Israel- Juan Pedro Moreno, acompañado por el Lendakari Iñigo Urkullu, ien la inauguración del nuevo Centro de Industria./Yvonne Iturgaiz
El presidente de Accenture en España, Portugal e Israel- Juan Pedro Moreno, acompañado por el Lendakari Iñigo Urkullu, ien la inauguración del nuevo Centro de Industria. / Yvonne Iturgaiz

El lehendakari Iñigo Urkullu participa junto con el presidente de Accenture España, Juan pedro Moreno, en el nuevo centro de innovación de la multinacional norteamericana en el Parque Tecnológico de Bizkaia

Carmen Larrakoetxea
CARMEN LARRAKOETXEABilbao

El lehendakari Iñigo Urkullu ha confirmado que el sector industrial sigue ganando peso en la estructura económica vasca, siendo precisamente el sector que mayor innovación y empleo de calidad proporciona. Así, en la actualidad, la industria aporta ya el 24,3% de la riqueza económica vasca (PIB), cuando en 2017 la tasa era del 23%, lo que sitúa el objetivo del 25% fijado para 2020 más cerca de su consecución. Este dato fue desvelado por el lehendakari en el acto de inauguración del nuevo centro tecnológico de la multinacional norteamericana Accenture ha instalado en el Parque Tecnológico de Bizkaia, en el que trabajarán más de un centenar de profesionales especializados en Industria 4.o y Ciberseguridad.

En este contexto, Urkullu situó la elección de Accenture de instalar este centro en Euskadi porque «somos un país industrial con vocación de ser más industrial» en que el peso de este sector «en la creación de valor está ya en el 24,3%», lo que le coloca a siete décimas del objetivo del 25% que el Gobierno vasco se ha fijado para el horizonte 2020. Como referencia en 2017 el peso de la industria sobre el conjunto del PIB era del 23%.

Urkullu ha recalcado que Euskadi apuesta claramente por la industria y por la innovación, tanto desde la iniciativa pública como desde la privada, en que además «en los últimos 5 años hemos invertido juntos en estabilidad y confianza» por lo que «somos un país atractivo para invertir y para innovar». En una situación general de desaceleración económica, Urkullu ha insistido en que Euskadi sigue creciendo, contexto en que a las «instituciones nos corresponde la responsabilidad de la estabilidad y confianza para seguir creciendo».

El presidente de Accenture para España, Portugal e Israel, Juan Pedro Moreno, ha ratificado que uno de los factores determinantes para instalar su nuevo centro -denominado oficialmente 'Centro de Industria X.0, Industria Inteligente y Ciberseguridad'- en el Parque Tecnológico de Bizkaia ha sido que «el País Vasco es una de las regiones más industrializadas de Europa y que más invierte en esta transformación, además de su apuesta por la innovación y la colaboración».

Este nuevo centro supone la ampliación de actividades de Accenture en el País Vasco donde lleva instalada más de 20 años -habiendo participado en su día en la definición de los planes de Bilbao Ría 2000-, comunidad en la que ya tiene una plantilla de 1.200 personas y una facturación superior a los 75 millones de euros. En el nuevo centro del Parque Tecnológico de Bizkaia trabajarán inicialmente un centenar de personas, aunque esta plantilla podría llegar a incrementarse a medio plazo hasta las 150 personas.

El nuevo espacio de Accenture dispone de 2.000 metros cuadrados, en el edificio 602 del Parque, en el edificio llamado inicialmente BTEK, en la zona de ampliación, en el que se pretende «facilitar la reinvención digital» de la industria a través de la transformación de los principales procesos industriales -ingeniería, producción y mantenimiento-, de las condiciones de trabajo de las personas y la creación de nuevos modelos de negocio digitales. Los desarrollos que se consigan desde Bizkaia serán aplicados tanto en empresas del País Vasco, como del resto de España y de Europa. 

El centro estará conectado a la red internacional de centros de innovación de Accenture, en la que se está trabajando con las tecnologías más punteras, desde la inteligencia analítica aplicada a entornos industriales y la ciberseguridad de planta, hasta disciplinas como la Realidad Inmersiva, la «servitización» (del producto al servicio) o el gemelo digital.