El grupo MásMóvil da el primer paso para entrar en el mercado portugués

El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger./MásMóvil.
El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger. / MásMóvil.

Comunica a la autoridad de la competencia lusa que tiene un acuerdo para entrar en Cabonitel, dueña de las operadoras Oni y Nowo

Carmen Larrakoetxea
CARMEN LARRAKOETXEA

El nuevo paso del grupo MásMóvil en su meteórico crecimiento y expansión, por la que ya se ha consolidado como el cuarto operador de telecomunicaciones español y la quinta empresa con sede en el País Vasco que cotiza en el Ibex 35, se orienta hacia Portugal. Su primer paso ha sido llegar a un acuerdo para adquirir una pequeña participación en el capital de la compañía lusa Cabonitel, dueña de las operadoras Oni y Nowo.

La operación fue comunicada oficialmente a la Autoridad de la Competencia (AdC) de Portugal el 9 de agosto y habilitaba un plazo de diez días para recibir cualquier tipo de observación sobre la adquisición.

La expectación que causó la operación en el mercado fue evidente desde primeras horas de la mañana, ya que la acción del operador español llegó a subir hasta un 3,7% a mitad de mañana, pero finalmente el reconocimiento del mercado se moderó con un alza del 1,57%. Por la tarde, con el cierre de la sesión, MásMóvil comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de valores (CNMV) los pormenores de la misma.

Cabonitel es una empresa portuguesa que posee el 100% del capital social de Nowo, que a su vez mantiene todo el capital social de Oni, ambas operadoras de telecomunicaciones. Estas compañías son propiedad de Cabolink, una firma regida por la ley de Luxemburgo que es propiedad mayoritaria de fondos administrados por el grupo de capital riesgo norteamericano KKR, que adquirió esta empresa hace menos de un año a Apax.

En la actualidad Nowo es el cuarto operador de telecomunicaciones en Portugal, con más de 180.000 abonados en el segmento Residencial (B2C), con una red que cubre en torno al 18% de los hogares portugueses y con un 4% de cuota de mercado en el mercado de banda ancha fija. Por su parte Oni es un proveedor de soluciones de telecomunicaciones en el segmento Corporativo (B2B) con cerca de 1.200 abonados en Portugal y una red de más de 82 mil kilómetros de fibra óptica.

A priori señala que buscan sinergias para la compra de equipos y red, así como de roaming internacional socio industrial

MásMóvil especifica en su comunicación a la CNMV que «tendrá únicamente una participación minoritaria en Cabonitel», por lo que no consolidará en sus estados financieros «siendo considerada como una inversión financiera». El coste de esta adquisición para el operador amarillo no superará los 15 millones de euros. El carácter de socio industrial le permitirá «la consecución de sinergias, por ejemplo las derivadas de compra de equipos y red, así como de roaming internacional», explican. De esta forma Cabonitel continuará siendo gestionada por su propio equipo gestor, sin que esté previsto que se incorporen directivos de MásMóvil.

La compañía con sede social en San Sebastián -que opera con las marcas como MásMóvil, Yoigo o Pepephone- cerró el primer semestre del año con casi 8,3 millones de líneas, lo que supone un incremento interanual del 28%. la mayor parte de las mismas, unos 7,1 millones corresponden a líneas móviles y las otras 1,2 millones son banda ancha fija, que también crecieron un 65%. En la primera mitad de este año la compañía ha invertido más de 230 millones en extender su red, ya que llega hasta los usuarios de fibra óptica a través de su propia infraestructura y el resto de la cobertura fija y móvil discurre sobre la red de la operadora francesa Orange.

En el apartado financiero en el primer semestre de este año MásMóvil registró unos ingresos totales de 792 millones de euros, lo que supone un crecimiento de un 17%, pero registró unas pérdidas netas de 34 millones debido a la compra del convertible de Providence y otros gastos atípicos.