El Gobierno vasco entregará directamente a los compradores la subvención del Renove

Imagen de un concesionario de automóviles /E. C.
Imagen de un concesionario de automóviles / E. C.

Aceptará ventas realizadas desde este viernes aunque la tramitación no se podrá formalizar hasta finales de marzo

Manu Alvarez
MANU ALVAREZ

El Gobierno vasco ha aclarado este viernes algunos detalles de su Plan Renove de vehículos, que supone la concesión de ayudas que van desde 2.000 a 3.000 euros para la adquisición de nuevas unidades, con el compromiso de achatarrar uno que tenga una antigüedad superior a los 10 años o 7 en el caso de que se trate de furgonetas. El Ejecutivo ha matizado que aceptará como subvencionables las operaciones que se realicen a partir de hoy -la compra del nuevo vehículo pero también la baja del antiguo- y que entregará la ayuda de forma directa al comprador. Este tipo de ayudas están exentas del Impuesto sobre la Renta, ya que así lo recoge la normativa de las diputaciones forales vascas. Este Renove estará dotado con un total de 5 millones de euros, aunque el Gobierno vasco ya ha anticipado que estudiará una ampliación en el caso de que sea necesario.

Las ayudas están dirigidas a la adquisición de vehículos con mejor calificación de eficiencia, que son los que menos contaminan. La subvención más elevada, la que alcanza los 3.000 euros, se concederán a los vehículos eléctricos puros, mientras que los híbridos enchufables recibirán 2.500 y los no enchufables 2.250 euros.

La tramitación legal de todo el programa va a llevar algún tiempo y previsiblemente hasta finales de marzo no se publique en el Boletín Oficial del País Vasco. Pese a ello, el Ejecutivo ha querido anticipar sus efectos prácticos para evitar que la dilación en el tiempo pueda generar una paralización del mercado automovilístico. Así, como ya había anticipado, se admitirán como subvencionables las compras de turismos y furgonetas que se formalicen a partir de hoy, 1 de marzo. También deberá producirse con posterioridad a esta fecha el achatarramiento del vehículo antiguo.

Sin embargo, la tramitación legal de las ayudas no podrá realizarse hasta que el programa haya sido publicado en el Boletín, a finales de mes, y lo harán los concesionarios a través de una aplicación informática que pondrá a su disposición el Ente Vasco de la Energía.

El Gobierno vasco puso en marcha este Renove con el objetivo de «contribuir a aumentar la eficiencia en el consumo de energía en el transporte a través de vehículos que consuman menos y disminuir su impacto», han indicado hoy desde la Administración vasca en un comunicado. El sector del automóvil, especialmente los concesionarios, han recibido de forma muy positiva esta iniciativa porque supone conceder ayudas a todas las tecnologías, en vez de concentrarlas en el vehículo eléctrico como ha hecho el Gobierno central.

Más información