Eroski allana su futuro financiero al llegar a un acuerdo con la banca

Imagen de un supermercado de Eroski./EL CORREO
Imagen de un supermercado de Eroski. / EL CORREO

El crédito sindicado por unos 1.550 millones de euros vencía este mes de julio, por lo que los nuevos términos permiten adecuar plazos y condiciones

Carmen Larrakoetxea
CARMEN LARRAKOETXEABilbao

El grupo de distribución Eroski ha llegado a un principio de acuerdo con la banca para la refinanciación de su crédito sindicado, de unos 1.550 millones de euros, que vencía en julio de este año. De esta forma Eroski logra un marco financiero estable para varios años, tras haber realizado en la última década una profunda reestructuración del grupo, que ha implicado su redimensionamiento, para hacer frente a las obligaciones financieras y que le ha permitido igualmente entrar en beneficios.

Fuentes de Eroski confirman el acuerdo pero no ofrecen detalles del mismo, ya que indican que quedan algunos flecos por cerrar, pero que esperan que se concrete a lo largo del día de hoy, momento en que será comunicado oficialmente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El acuerdo con la banca -entre los que se encuentran Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell y Kutxabank- no ha sido sencillo. El punto más complicado han sido los compromisos de nuevas desinversiones para amortizar capital de la deuda, que al parecer deja el campo abierto para su ejecución a medida que se vayan realizando los pagos previstos en el nuevo acuerdo previsto para un plazo de unos cinco años.

En todo el proceso de renegociación, el presidente de Eroski, Agustín Markaide, ha defendido que Eroski siempre ha cumplido con todos su compromisos financieros. Al principio de la crisis arrastraba una deuda de casi 4.000 millones y la renegociación actual ha sido sobre 1.550 millones. El planteamiento negociador del grupo en este proceso había sido una reducción gradual del endeudamiento de en torno a 300 millones para 2024 a través de la generación de recursos ordinaria y alguna operación inmobiliaria.

La reestructuración del negocio de Eroski en los últimos años supuso vender la mayor parte de su red de hipermercados y supermercados de la zona centro y sur de España, desprenderse de la red de perfumerías IF, vender o incluso cerrar parte de su red de gasolineras y oficinas de agencias de viajes, así como ventas de inmuebles de centros comerciales, para su posterior alquiler de uso. De esta forma el grupo concentró su negocio en las zonas en que tiene mayor influencia comercial, como son la zona norte, Cataluña y Baleares. También ha vinculado una gran parte de su desarrollo actual a la expansión a través de franquicias y con un cambio de modelo de negocio, llamado modelo Contigo, que prima la cercanía con consumidores y productores y la alimentación saludable.

A la espera de conocer los resultados del ejercicio 2018, que fiscalmente para Eroski terminó en enero de 2019, los últimos datos corresponden al primer semestre del pasado año, en que la compañía logró colocar su beneficio neto consolidado en los 14,79 millones de euros, frente a los 3,16 millones registrados un año antes, lo que supone multiplicar casi por cinco (exactamente por 4,6 veces) la cifra precedente. Durante la crisis económica el grupo sufrió mucho, entrando en pérdidas en 2008, lo que le obligó a realizar una fuerte reestructuración y a tener que negociar varias veces con la banca sus compromisos financieros. El retorno a los beneficios se produjo en 2017, en que ganó 33,2 millones de euros.

Compromisos con los inversores

Además de este acuerdo con la banca, Eroski también cumplió el pasado mes de enero con los compromisos con los inversores y ahorradores a los cuales les abonó los intereses por las Aportaciones Financieras Subordinadas y Obligaciones Subordinadas, lo que supuso el desembolso de 13 millones de euros.

Así, para los tenedores de AFS emitidas en 2002 y 2004 y para la emisión de las OS de 2016 el interés aplicado para el cobro ha sido del 2,80%, mientras que para la emisión de AFS de 2007 fue del 2,30%. Desde que Eroski lanzara su primera AFS en 2002, siempre ha pagado los intereses, lo que arroja una cifra de «dividendos» acumulada de 373,7 millones de euros.