CAF entra de lleno en el mundo del autocar al comprar la firma polaca Solaris

Autobus eléctrico de Solaris./E. C.
Autobus eléctrico de Solaris. / E. C.

La compañía es líder en autobuses convencionales y eléctricos en el corazón de Europa. El mercado aplaude la adquisición, valorada en 300 millones, y CAF sube un 2,5% en Bolsa

JULIO DÍAZ DE ALDA

CAF ha dado un paso de gigante en su Plan Estratégico, concebido para ampliar sus negocios y atacar la movilidad urbana del futuro, al adquirir, por unos 300 millones de euros, el fabricante polaco de autobuses Solaris, una firma líder en el sector y con una enorme penetración en el centro y norte de Europa. La compañía pilotada por Andrés Arizkorreta cumple así lo telegrafiado hasta ahora por el directivo, que en los últimos tiempos ha subrayado su apuesta por abrirse a nuevos negocios complementarios y que aporten valor, más allá de la mera fabricación.

El mercado celebró la noticia y las acciones de CAF se dispararon más de un 2,5% en pocos minutos, hasta los 42,05 euros. Las sinergias de esta compra son más que evidentes. Primero, con Vectia, la filial de autobuses eléctricos e híbridos de CAF, con la que a partir de ahora el capítulo de las compras adquiere otra dimensión. Pero las ventajas son muchísimo más amplias, puesto que la presencia y la posición de Solaris en sus mercados naturales ofrece a la empresa de Beasain inmensas posibilidades a la hora de ofrecer soluciones de movilidad, bien ferroviarias, bien combinadas.

Como es habitual, la compra, que CAF financiará con deuda adicional, aún debe obtener las pertinentes autorizaciones de los reguladores de Competencia de Polonia y Alemania. La previsión es que todos los trámites estén completados el proximo mes de septiembre. Con esta adquisición, la beasaindarra se sitúa de un solo golpe como un actor principal en las soluciones de movilidad que buscan (cada vez más) las principales capitales de Occidente, que se han volcado por los autobuses eléctricos e híbridos. Polaris, según la información facilitada por CAF a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ocupa hoy la tercera posición en el mercado de la electromovilidad en la Unión Europea.

«La inversión en Solaris confirma nuestro compromiso con el objetivo de crecer de manera rentable y nos abre nuevos mercados estratégicos; junto con ella, crearemos al líder en soluciones de movilidad urbana más allá de lo ferroviario, particularmente en el segmento de la e-movilidad», declaro Arizkorreta. «Queremos seguir y desarrollar la valiosa marca Solaris, y mantener su carácter polaco. La combinación del 'know-how' en fabricación, diseño, tecnología y servicios de ambas compañías, junto con la trayectoria de Solaris en la innovación de sus productos contribuirá a una mejor respuesta a nuestros clientes al tiempo que generará valor para nuestros accionistas», añadió.

Más de 2.000 personas

La verdadera dimensión de la 'jugada' de CAF se puede apreciar al observar el tamaño y la potencia de tiro de la polaca. Solaris, una empresa familiar fundada en 1996, es un suministrador global de autobuses de todo tipo (convencionales, eléctricos, de gas natural o híbridos), con presencia en más de 700 ciudades en 32 países. Con una facturación al cierre de 2017 cercana a los 450 millones de euros, cuenta con dos plantas de producción situadas en Polonia y una plantilla de más de 2.300 personas.

En la actualidad los principales mercados de Solaris son la propia Polonia, Alemania, Italia, Escandinavia y los países bálticos. En concreto, en el ejercicio 2017 suministró 1.397 vehículos. Adicionalmente, la compañía ofrece servicios relacionados, como pueden ser el mantenimiento y el suministro de repuestos. Cabe recordar que la adquisición llega en un momento en el que el territorio de Gipuzkoa se prepara para ser un polo de conocimiento y desarrollo industrial en electromovilidad y almacenamiento de energía, con lo que la 'nueva CAF' se convierte también en un actor principal en ese escenario.

 

Fotos

Vídeos