La buena marcha de la economía permitió al Puerto de Bilbao crecer un 4% en 2018

El presidente Ricardo Barkala, en el centro, junto a los directivos Carlos Alzaga y Luis Gabiola. /Pedro Urresti
El presidente Ricardo Barkala, en el centro, junto a los directivos Carlos Alzaga y Luis Gabiola. / Pedro Urresti

El tráfico de contenedores alcanzó un récord histórico

Manu Alvarez
MANU ALVAREZ

La actividad de un puerto, el volumen de mercancías que entran y salen de sus instalaciones y también la calidad de las mismas siempre es un magnífico termómetro para valorar la situación de la economía en su área de influencia. De acuerdo con esta regla histórica, la salud de la economía vasca mantiene un buen tono que permitió al Puerto de Bilbao incrementar en un 4,06% el tráfico de mercancías a lo largo de 2018 para situarse en un total de 35,69 millones de toneladas. La previsión para 2019, ha anunciado este viernes el presidente de la institución, Ricardo Barkala, es incrementar un 2% adicional estas cifras.

La práctica totalidad de los tráficos consiguió mejorar sus cifras de referencia el pasado año, aunque tiene una importancia especial lo que sucedió con los contenedores, que registraron un aumento del 5,5% hasta alcanzar las 638.447 unidades y marcar así un récord histórico. Más allá de la cifra y del récord, este movimiento al alza tiene una trascendencia adicional ya que la mercancía en contenedores es, además, la de mayor valor añadido. Los responsables portuarios vizcaínos son muy optimistas en torno a la evolución que va a tener este tipo de tráficos en los próximos años, tras la entrada de la multinacional china Cosco como accionista de referencia de Noatum, la empresa que gestiona la totalidad del movimiento de contenedores en Bilbao.

Los graneles líquidos, muy vinculados a la actividad de Petronor, crecieron el 3,57%; los sólidos y la mercancía general un 4,73%, al tiempo que el número de pasajeros también evolucionó al alza, con un aumento del 7,55%. Algo más de 200.000 personas utilizaron los muelles vizcaínos como punto de salida, llegada o escala de sus viajes, la mayor parte de ellos vinculados al ferry que enlaza este puerto con el Reino Unido. También hicieron escala 59 cruceros de vacaciones, en los que viajaban 86.458 personas.

La traslación de todo ese movimiento de mercancías a la cuenta de resultados de la institución también fue positiva, pese a que el pasado año sus responsables abordaron una rebaja de tarifas «para aumentar la competitividad», ha señalado Barkala. Así, los ingresos crecieron el 2,6% hasta alcanzar la cifra de 70,6 millones de euros, lo que supuso un incremento del 2,6%. La rebaja de tarifas que se aplicó supuso renunciar a ingresos adicionales por un importe de 1,2 millones de euros.

Mientras tanto, el Puerto de Bilbao prosigue con su estrategia de inversión en ampliación y mejora de sus infraestructuras, tarea a la que destinó el pasado año un total de 48,7 millones de euros. Las inversiones se incrementarán hasta 61,3 millones a lo largo de 2019, ya que este año está previsto que termine la construcción de la primera fase del denominado 'espigón central'. Una obra que permitirá al puerto disponer de algo más de 300.000 metros cuadrados de nuevos muelles a corto plazo. La ampliación ha sido necesaria, han indicado los responsables de la institución, para tener capacidad de crecimiento en determinados tráficos, ya que en la actualidad la ocupación de la capacidad de sus muelles ha alcanzado ya el 87%.

Preparados para el 'Brexit'

El presidente del Puerto de Bilbao, Ricardo Barkala, ha insistido en que su organización está preparada para afrontar una hipótesis de 'brexit' duro. Incluso, ha llegado señalar que «somos el puerto de la fachada cantábrica que está mejor preparado para esa situación» porque, ha indicado, la institución lleva algo más de un año preparándose para una contingencia de este tipo.

Pese a ello, Barkala ha reconocido que el 'Brexit' puede suponer retrasos en los plazos de movimiento de las mercancías, así como incremento de costes -por esas mismas razones ligadas al tiempo y también a la mayor burocracia- que recaerían en los operadores que gestionan el tráfico de las mercancías. En este sentido, el presidente del Puerto de Bilbao ha asegurado que el objetivo es minimizar ese impacto, para lo que se han creado cinco grupos de trabajo que han analizado las mejoras que sería necesario implantar ante un abandono brusco del Reino Unido de la Unión Europea.

Barkala ha recordado que el Reino Unido supone el origen o el destino del 10% del total de mercancías que se mueven en el Puerto de Bilbao -el 19% si se deja al margen el tráfico de productos petrolíferos- lo que le convierte en el país más importante en cuanto a las relaciones comerciales que se establecen desde los muelles vizcaínos. Pese a ello, también ha recordado que «el 79% de las mercancías de Bilbao están ligadas a países ajenos a la Unión Europea, lo que nos da una gran experiencia en lo que suponen los trámites y las complicaciones de los denominados países terceros».