Desagradecido

La secretaria general de Empleo Yolanda Valdeolivas./Efe
La secretaria general de Empleo Yolanda Valdeolivas. / Efe
Ignacio Marco-Gardoqui
IGNACIO MARCO-GARDOQUI

Este Gobierno está plagado de virtudes. Es comprensivo, incluso con quienes no desean comprender; tiene una ilusión desmesurada por el bienestar ciudadano; es todo un compendio de buenas intenciones y, además, es de una bondad sin límites. Pero no es agradecido. Acaba de recibir la buena nueva de que la Seguridad Social cuenta con 19 millones de afiliados, algo que no sucede desde septiembre de 2008 -casi diez años-, y le parece poco. Acaba de recibir el regalo de que el empleo indefinido crece al 16,6% interanual, y le parece escaso.

Dice que hay demasiado empleo temporal y un abuso del empleo a tiempo parcial. Correcto, pero quizás no haya reparado en que hablamos de las cifras correspondientes al mes de junio, justo cuando se preparan las plantillas de las empresas relacionadas con los servicios del turismo, propios del verano. Pero del verano que ahora se inicia y de todos los veranos pasados. Esto puede ser poco esperanzador, si se quiere, perono es ni una sorpresa ni unanovedad.

¿Qué va a hacer el Gobierno 'bueno' para mejorar la situación 'mala' heredada en el empleo? Miedo me da. La secretaria general de Empleo ha avanzado una idea original que se puede interpretar como un ensayo de lo que viene, justo una semana después de que empresarios y sindicatos hayan pactado un acuerdo de enorme importancia. Propone eliminar el contrato de apoyo a los emprendedores porque... genera precariedad laboral. Perfecto, pero si Yolanda Valdeolivas ha emprendido algo alguna vez, aparte de su brillante carrera académica, sabrá que la propia actividad de emprender es, toda ella, un alarde de precariedad. ¿Piensa que justo cuando se empieza un negocio, con los riesgos de todo tipo que debe asumir el emprendedor, es el mejor momento para obligarle a adquirir el compromiso de contratar a su personal con carácter fijo?

No sé. Si los empresarios y los sindicatos han llegado a un acuerdo sobre cosas tan delicadas como son los salarios que van a firmar mañana mismo, ¿no sería mejor dejarles que siguieran acordando lo que sea necesario acordar? Yo diría que sí, pero no sé lo que pensarán en el Ministerio de Trabajo... Quedamos a la espera de noticias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos