2.000 personas participan en la manifestación de los trabajadores de La Naval en Barakaldo

La cabeza de la manifestación de este jueves en apoyo a los trabajadores de La Naval./Fernando Gómez
La cabeza de la manifestación de este jueves en apoyo a los trabajadores de La Naval. / Fernando Gómez

La plantilla del astillero sestaoarra, que intensificará las movilizaciones, ha solicitado al Gobierno vasco y central que adquieran la empresa para dar confianza al armador Van Oord

SERGIO LLAMAS

Con ánimo pesimista, pero también reivindicativo, los trabajadores de La Naval se manifestaron este jueves a la tarde por el centro de Barakaldo. Más de 2.000 personas, según fuentes oficiales, acompañaron la pancarta con el lema 'La Naval ez itxi. Gobierno central-vasco negociación por el empleo en la Margen Izquierda'.

La plantilla de 170 trabajadores entonó cánticos pidiendo a ambos Ejecutivos que se conviertan en los inversores mayoritarios del astillero, antes de que se recoloque al personal en Cádiz, Ferrol y Madrid. 'Gobierno vasco mójate', La Naval Publikoa', 'Ayer Euskalduna, hoy La Naval' o 'Lehendakari, vete tú a Cádiz' fueron algunos de sus lemas.

«Estamos apesumbrados y cabreados con Van Oord porque al final, después de un año, ha dicho que no quiera hacer la draga. Vemos que por desgracia, si alguien no lo remedia, esto se acaba», lamentó el presidente del comité de trabajadores, Pedro González. Trabajadores del astillero de Sestao, como Jesús López Alonso, señalaron que un inversor privado «no soluciona nada», ya que no querría trabajadores «con 35 años de antigüedad, como tenemos muchos». «Siempre hay esperanza y ahora tenemos que echar toda la carne en el asador», defendió el hombre, que recordó que a los puestos directos se le deben sumar otros cerca de 3.000 empleos indirectos que se genera en la zona cuando el astillero tiene carga de trabajo.

Tras la manifestación por el centro de Barakaldo, el secretario general del comité de trabajadores, Juanjo Llordén, leyó un escrito denunciando «las cortinas de humo» que «desde hace mucho tiempo» llevan vendiendo el Gobierno central, el vasco y la empresa. «La realidad a día de hoy es que nos encontramos en la fase de liquidación y con un ERE de extinción de contratos sobre nuestras espaldas», se dolió.

Comarca «comprometida»

En la marcha participaron representantes sindicales como el secretario general de UGT Euskadi, Raúl Arza, que lamentó el «mazazo» que ha supuesto el anuncio del armador holandés Van Oord de llevarse la draga. «El compromiso de todos es seguir trabajando no solo por el futuro de La Naval, sino por el futuro de esta comarca que quedaría muy comprometida si tuviera la desgracia de cerrarse», advirtió.

También hubo numerosos representantes políticos de todas las agrupaciones. El portavoz parlamentario del PSE, José Antonio Pastor, recordó que La Naval «ha sido un referente clarísimo en la Margen Izquierda» y que sigue siendo «un astillero con futuro y con gran capacidad tecnológica, que tiene posibilidades de ser rentable». Pastor acusó al armador y a los supuestos inversores de «jugar a que entre en el proceso de liquidación para retomar después la empresa sin cargas» e hizo un llamamiento al Gobierno vasco y al de España para «que redoblen sus esfuerzos por aportar capital». «Sabemos que sólo se puede llegar hasta el 50%, que es lo máximo que permite la legislación europea», apuntó.

El parlamentario de EH Bildu, Iker Casanova, señaló que la pelota «está únicamente en el tejado de las instituciones». «El futuro de La Naval depende de la acción institucional, y por tanto pasa por un rescate total o parcial. Se ha acabado el tiempo de las excusas. La cuenta atrás está en marcha desde hace tiempo y se acerca a un momento inexorable, el cierre definitivo», subrayó.

La secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, destacó que La Naval «es la última gran empresa» que queda en la comarca, y pidió «un verdadero proceso de diálogo entre los actores implicados» para garantizar los empleos presentes y futuros. «Está en juego el futuro del empleo en la Margen Izquierda», añadió. Mientras, la alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo planteó que «aunque la situación está complicada, hay que seguir con la esperanza de que se encuentre una solución». «Mientras tanto tenemos que estar con ellos y apoyarles», advirtió.

El comité de trabajadores tiene una reunión con el administrador concursal el lunes. Para el sábado 1 de diciembre han convocado una manifestación multitudinaria en Bilbao, «para que se vea el grado de movilización y de compromiso de la gente con La Naval», avanzó su representante. La movilización partirá del Sagrado Corazón a las 18.00 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos