El Senado introduce nuevos cambios en la ley hipotecaria

Unos clientes, en la firma de su hipoteca ante el notario. /R. C.
Unos clientes, en la firma de su hipoteca ante el notario. / R. C.

Elimina el impuesto registral, obliga al banco a aceptar otros seguros ajenos a la entidad y sube el coste por amortización anticipada

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El pleno del Senado aprobó este miércoles el texto que reforma la Ley de Crédito Inmobiliario con algunos cambios sustanciales en las propuestas incluidas durante su trámite en la Cámara alta –casi todas proceden del PP, con mayoría absoluta en ese hemiciclo–, en las que se modifican parte de las medidas apoyadas en el Congreso en diciembre. En términos generales, la norma se inclina, en algunos aspectos, por las peticiones que había realizado el sector financiero;en otros, benefician más a los clientes.

En cualquier caso, esas medidas pueden ser revertidas cuando la ley –que supone una transposición de una directiva europea de 2015– vuelva al Congreso para ser aprobada definitivamente antes de que se publique en el BOE. Todo dependerá de la postura que tomen los grupos. Por ahora, así es cómo la ley vuelve al Palacio de las Cortes.

Fin del IAJD

El conflicto del pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), que grava los documentos notariales y registrales al constituir la hipoteca, ha sido aprovechado por el PP en el Senado para proponer su eliminación en compras de primeras viviendas. Ha introducido una enmienda en la que propone un tipo del 0%.

De este modo, no tendrán que pagarlo ni el cliente –como ocurría hasta noviembre, cuando el Gobierno decretó el fin de esta práctica– ni el banco –obligado por el Ejecutivo a abonarlo tras las contradicciones del Tribunal Supremo–. Desde que se produjo esta polémica, el PP había abogado por eliminar esta figura que gestionan las comunidades autónomas, con tipos que van desde el 0,5% del valor de la hipoteca hasta el 1,5%, y que supone un coste medio de entre 1.000 y 3.000 euros.

Un 4% por cancelación en los fijos

El Senado también ha revisado las comisiones máximas que el cliente puede pagar a su entidad en el caso de que opte por amortizar anticipadamente su hipoteca a tipo fijo. En concreto, el texto aprobado establece una comisión por compensación al banco –así es cómo se denomina técnicamente esta figura– del 4% sobre la cuantía que resta por liquidar del préstamo, si esta operación se realiza durante los diez primeros años de vida de la hipoteca;o de una tasa máxima del 3% si se produce a partir de ese momento. Estas referencias son superiores a las establecidas por el Congreso, con comisiones máximas del 2%, en la primera década de vida del crédito, o del 1,5% después.

En el caso de las hipotecas a tipo variable se mantienen las tasas con el 0,25% o el 0,15%, respectivamente. El PP argumenta que el cambio en las fijas se debe a que las anteriores «pondrían dificultades al banco» que trasladaría ese riesgo al cliente en forma de coste del crédito.

Seguros ligados a la oferta

Otra modificación es que la banca pueda vender seguros ligados a la hipoteca, aunque deberá aceptar pólizas alternativas sin empeorar por ello las condiciones del préstamo y el cliente podrá renovarlas cada año. En concreto, se establece que el banco no solo debe aceptar las pólizas de otros proveedores que ofrezcan unas condiciones y un nivel de prestaciones equivalentes a las de su seguro en la suscripción inicial, sino también «en cada una de las renovaciones, por lo que el prestamista deberá ofrecer la posibilidad de contratar pólizas de carácter temporal anual renovable». En cualquier caso, la ley mantiene la prohibición de e venta vinculada de préstamos.

Desahucios sin efecto retroactivo

Entre las enmiendas introducidas del PSOE destaca que para los contratos anteriores a la entrada en vigor de la ley en los que se incluyan cláusulas de vencimiento anticipado, se aplicarán las nuevas condiciones (12 cuotas impagadas o el 3% del capital principal prestado en la primera mitad de la vida del préstamo, y 15 cuotas y el 7% en la segunda mitad), salvo que la previsión que contengan resulte más favorable para el cliente. Y también especifica que esta norma no será de aplicación a los contratos cuyo vencimiento anticipado se hubiera producido con anterioridad a la entrada en vigor de esta ley, se hubiese instado a un procedimiento de ejecución y estuviera suspendido.

Créditos sostenibles

Otra novedosa enmienda va encaminada a impulsar los préstamos verdes para fomentar los edificios energéticamente eficientes tanto para su compra como su rehabilitación. La banca se beneficiará a la hora de ofrecer hipotecas para este fin a cambio de no pagar el Impuesto de Actos Jurídicos.

 

Fotos

Vídeos