Las ayudas estatales para comprar un vehículo eléctrico podrán solicitarse desde mañana

Un coche eléctrico recarga su batería en un poste de Ibil junto al Ayuntamiento de San Sebastián. /I. E.
Un coche eléctrico recarga su batería en un poste de Ibil junto al Ayuntamiento de San Sebastián. / I. E.

La subvención, incompatible con el Renove vasco, alcanza los 6.500 euros y obliga a achatarrar un coche con la ITV en vigor

Ana Barandiaran
ANA BARANDIARAN

Mañana martes arranca el plazo para solicitar las ayudas dispuestas por el Gobierno central para adquirir un vehículo eléctrico o híbrido enchufable, que alcanzan los 6.500 euros –1.000 euros los aporta el concesionario– . Hoy se publicará en el Boletín Oficial del País Vasco la normativa del programa, denominado Plan Moves, incompatible con el 'Eusko Renove' ya puesto en marcha por el Ejecutivo de Urkullu, que también incluye subvenciones para los gasolina y diésel. En ambos casos es el Ente Vasco de la Energía (EVE) el que se encarga de la gestión.

Los planes son diferentes y se debe elegir entre uno y otro. El Gobierno vasco, muy crítico con los ataques del Ejecutivo de Sánchez al diésel, quiso desmarcarse con un programa de ayudas de cinco millones de euros a vehículos de todo tipo, incluidos los motores de combustión, con subvenciones de entre 2.000 y 3.000 euros. Aunque el plazo para pedir las ayudas se abrió el 28 de marzo, cubre operaciones realizadas desde el día 1 de ese mes.

El programa Moves que entra en vigor mañana solo contempla ayudas para los eléctricos puros y los híbridos enchufables, vehículos que todavía son una 'rara avis' en las carreteras por su alto precio y los problemas de recarga. Las subvenciones están financiadas por el Ministerio de Industria, aunque la gestión se delega a las comunidades autónomas. Euskadi, que ha recibido un presupuesto de 2,1 millones de euros, ha sido la primera en tramitarlas.

Todavía muy pocos

Como son incompatibles entre sí, dependerá de la tecnología que uno elija para decantarse por uno u otro. Así, el que quiera un eléctrico puro está claro que debería apostar por el programa estatal, dado que otorga 6.500 euros frente a los 3.000 del Renove vasco. En el caso de los híbridos enchufables el Moves también sale mejor, con 3.600 euros siempre que los concesionarios añadan 1.000 de su bolsillo (el plan autonómico se queda en 2.500 euros).

Hay otras diferencias. En el caso del programa Moves no existe retroactividad, es decir, sólo serán subvencionables las operaciones que se realicen a partir de su entrada en vigor el 2 de abril. También es importante tener en cuenta que para acceder a estas subvenciones es necesario que el vehículo achatarrado tenga la ITV en vigor, requisito que no se exige en el Renove vasco. En ese caso basta con que el vehículo que se retira de la circulación tenga más de diez años.

Lo que no varía es el método para hacer la solicitud porque en ambos casos hay que presentarla en el EVE (www.eve.eus), exclusivamente de forma telemática, aunque la documentación se puede entregar en mano en las oficinas del organismo. Las podrán realizar tanto los particulares como los concesionarios.

Por otro lado, hoy se conocerán los datos oficiales de ventas de vehículos en marzo, que mostrarán el efecto positivo del Plan Renove vasco, ya que abarca las operaciones realizadas desde el 1 de marzo. Las cifras anticipadas por Faconauto a este diario, que llegan al día 26, muestran un incremento en las matriculaciones del 17% en la comunidad, un aumento que contrasta con un desplome del 13% a escala nacional, donde se encadenará el séptimo mes consecutivo de caída en las ventas.

Las claves

331
vehículos eléctricos se matricularon en Euskadi en todo 2018, incluyendo turismos, motos, camiones y autobuses.
La elección.
Para los interesados en un eléctrico es mejor la subvención del Ministerio que la autonómica.