La caída de turistas extranjeros dificulta el verano al sector hotelero

Turistas en una playa de Valencia./Efe
Turistas en una playa de Valencia. / Efe

Las pernoctaciones suben un 1,1% en julio debido solo al aumento de los viajeros españoles y disminuye la demanda en Baleares y Canarias

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

El turismo es una de las patas sobre las que se asienta la economía española pero este año no está viviendo su mejor momento. Las noches de hotel reservadas en España en los siete primeros meses del año se incrementaron solo un 1,6% respecto al mismo periodo del año pasado, debido al leve repunte del 1,1% en julio (43,2 millones de pernoctaciones), un avance 1,5 puntos inferior al del mes anterior.

Los datos publicados este viernes por el INE revelan que el año comenzó con un nivel de pernoctaciones muy leve, con aumentos del 0,4% en enero y febrero. En marzo llegó a caer un -1,8%, que fue compensado por la gran subida del 6,7% de abril, coincidiendo con las vacaciones de Semana Santa. En mayo solo sufrieron una subida del 0,4% y en junio aumentaron al 2,6%.

Desde el INE explican que el aumento del alojamiento hotelero en julio respecto al mismo mes del año pasado se debe a que los turistas nacionales se incrementaron en un 4,7%, ya que la llegada de extranjeros sigue ralentizándose. Los destinos preferidos por los viajeros nacionales son Andalucía (24,4%), Comunidad Valenciana (14,9%), Cataluña (13,9%) y Canarias (7,6%).

Pero los turistas extranjeros siguen cayendo dejando atrás las cifras extraordinarias de 2017. Las pernoctaciones hoteleras por parte de viajeros no residentes en España cayeron en julio un 0,6% respecto al mismo mes del año pasado. Sus destinos preferidos siguen siendo Baleares (34,7% del total), Cataluña (21,5%) y Canarias (18,1%), pero en las islas las noches de hotel de los extranjeros bajaron un -1,6% y un -4,4% respectivamente.

De hecho, el INE revela que los hoteles registraron en julio 12,1 millones de viajeros, un 3,3% más, pero las pernoctaciones solo crecieron un 1,1% hasta los 43,2 millones. Se debe a que aunque los españoles han ocupado las plazas que han dejado libres los extranjeros (4,6% más que el año pasado), los no residentes caen un -0,6%, es decir, 28,4 millones de pernoctaciones.

De dónde vienen los turistas

En cuanto a ocupación, en julio se cubrieron el 71% de las plazas ofertadas, solo un 0,2% más que en el mismo mes de 2018. Por encima de la media quedaron Baleares (87%), Canarias (77,7%), Comunidad Valenciana (74,2%) y Cataluña (74%). Los destinos con una ocupación más baja en julio fueron La Rioja, Castilla y León, Extremadura y, en último lugar, Castilla-La Mancha.

Por países de procedencia, los viajeros de Reino Unido y Alemania concentran el 25,5% y el 17,4% del total de pernoctaciones de no residentes en establecimientos hoteleros en julio. El mercado británico creció un 1,2%, mientras que el alemán bajó un 11,8%.

Las pernoctaciones de los viajeros procedentes de Francia, Italia y Países Bajos registraron en julio unas tasas anuales del -1,3%, 7,3% y -2,8%, respectivamente.

En cuanto a la facturación media diaria por habitación ocupada, los hoteles registraron 102,8 euros en julio, un 1,7% más que el año pasado. Por categorías, la facturación media es de 212 euros en los hoteles de cinco estrellas, 111,5 en los de cuatro y de 88,2 euros para los de tres estrellas.