Alcoa amaga con cerrar su última planta en España por el coste de la luz

Manifestación de los trabajadores de Alcoa. /Efe
Manifestación de los trabajadores de Alcoa. / Efe

Rechaza las condiciones de la propuesta del Estatuto de Consumidores Electrointensivos

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

A la dirección de la multinacional de aluminio Alcoa no le parecen suficientes las medidas anunciadas por el Gobierno para rebajar la factura de la luz de los grandes consumidores de electricidad industriales. Por eso, ha vuelto a lanzar otra amenaza: la planta que tiene en Lugo también está en riesgo y podría verse abocado a su cierre si el Ejecutivo no adopta más medidas que las incluidas en el borrador del Estatuto de Consumidores Electrointensivos publicado el lunes.

La gallega es la única de las tres instalaciones que Alcoa tenía en España, junto a la de La Coruña y Avilés (Asturias). Estas plantas se encuentran prácticamente sin actividad, a la espera del proceso de venta que la compañía inició a finales del año pasado precisamente también por el coste de la electricidad. La firma sostiene que la propuesta de los ministerio de Industria y Transición Ecológica para mitigar ese recibo «no aporta la solución» que esa industria «necesita para su sostenibilidad», ya que un 40% de sus costes derivan de la luz.

Por su parte, la titular de Industria, Reyes Maroto, confía llegar a junio con «una garantía de un inversor» para Alcoa, que quiera hacerse cargo de la compañía y evitar el cierre y el despido de centenares de trabajadores cuyo futuro pende de un hilo. Maroto espera que con su propuesta de estatuto y otras medidas junto a la Xunta eviten las clausuras.