La afluencia turística se recupera en octubre y el sector mejora ya las cifras de 2017

Un visitante en el Museo del Prado. /Emilio Naranjo (Efe)
Un visitante en el Museo del Prado. / Emilio Naranjo (Efe)

Convocada huelga entre los vigilantes de seguridad de Barajas el 21 de diciembre, aunque a priori no afectará a los controles de embarque de los viajeros

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El sector turístico español podría tener un final de año mejor lo esperado, hasta el punto de que los más optimistas no descartan ahora volver a registrar un récord de llegadas por sexto año consecutivo. No obstante, el Gobierno mantiene la estimación oficial de que cerrará 2018 con 81,2 millones de visitantes extranjeros, un 0,8% menos en 2017.

Serían casi 800.000 personas que dejarían de visitar el país respecto al volumen registrado el ejercicio pasado. Sin embargo, la última estadística publicada este lunes por el INE y el Ministerio de Industria y Turismo revela una mejora de casi 370.000 en los diez primeros meses del año, solo un 0,5% más aunque lo positivo es que se vuelven a superar las cifras de 2017 tras las caídas sufridas este verano (dos puntos menos de junio a agosto).

Sobre todo fue gracias al buen dato de octubre -en septiembre la subida resultó modesta (0,5% más)-, donde el aumento de la afluencia llegó a cinco puntos para sumar 7,6 millones de visitantes internacionales. Reino Unido sigue como primer mercado emisor pese a su descenso (-2,2%), seguido de Francia (+1,3%) y Alemania (-4,8%).

En gasto la evolución es mejor. En 2018 no ha dejado de crecer pese a moderarse y desde enero se ha incrementado un 2,7%, para sumar 79.921 millones de euros. En octubre el desembolso medio por viaje -el promedio de duración de cada viaje e situó en siete días- fue de 1.067 euros (-0,4%) frente a 152 euros por día (un 6% más).

Sin embargo, la huelga convocada entre los vigilantes del aeropuerto madrileño de Barajas para el 21 de diciembre, en vísperas de las fechas navideñas, podría perjudicar al turismo, aunque de forma indirecta.

El paro de 24 horas, convocado por la central Alternativa Sindical -que no descarta extender la protesta a los servicios de control de viajeros para el embarque y los escáneres de seguridad-, afecta a los trabajadores de Eulen, empresa concesionaria en los filtros de acceso para los empleados de AENA y de las aerolíneas que trabajan en las instalaciones, las zonas exteriores y las patrullas.

Temas

Ine, Turista
 

Fotos

Vídeos