Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Acuerdo de mínimos entre las instituciones vascas para evitar una guerra por el reparto de los impuestos

Acuerdo de mínimos entre las instituciones vascas para evitar una guerra por el reparto de los impuestos

Azpiazu consigue un compromiso provisional con más valor político que económico

Manu Alvarez
MANU ALVAREZ

No hay acuerdo sobre la futura Ley de Aportaciones, tampoco sobre si debe haber un esquema de reparto distinto del actual entre las instituciones para repartirse la recaudación de impuestos y menos aún sobre el peso que debe soportar cada territorio de la comunidad autónoma para sostener el Presupuesto del Gobierno vasco. Sin embargo, en un hábil movimiento táctico, el consejero de Hacienda del Gobierno vasco, Pedro Azpiazu, ha conseguido este jueves aunar criterios en torno a un compromiso provisional. Las hachas de guerra vuelven a enterrarse con un reparto simbólico de dinero -5,6 millones de euros que aportarán Gobierno vasco y Diputación de Bizkaia-, que irá a manos de los ejecutivos forales de Gipuzkoa y Álava, así como un acuerdo para ampliar los fondos de compensación en el futuro.