Este año acudirán menos españoles a la vendimia francesa

Vendimiadores trabajando en viñedos franceses. /AFP
Vendimiadores trabajando en viñedos franceses. / AFP

Se reducen en un millar debido a la mejora económica en España y a la menor petición de las bodegas galas por el granizo caído en mayo

MARISOL MATTOS

La campaña de la vendimia lleva a tierras francesas este verano a cerca de 14.000 jornaleros españoles, cifra que supone un descenso de cerca de un millar de personas, lo que representa una reducción de un 6% respecto del año pasado, según las estimaciones realizadas la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (UGT Fica).

Esta disminución se debe a dos factores fundamentales «al leve crecimiento de la economía española» que hace que se desplacen menos personas y a la menor demanda de las bodegas francesas como «consecuencia del pedrisco caído a finales de mayor en las zonas de Burdeos, Las Landas y Pirineos Atlánticos» que habrían afectado a cerca de 2.500 y 3.000 explotaciones de UVA, según constató Antonio Deusa, vicesecretario general del sindicato agrario de UGT Fica.

A pesar de la disminución prevista para este año, lo cierto es que la cifra de trabajadores españoles que hacen sus maletas para trabajar como temporeros en el país vecino aún es superior a la etapa previa a la crisis. En 2007, cuando se registró la cifra más baja, los desplazados fueron 11.000, cuatro mil menos de los que acuden este año.

La estancia media de los vendimiadores españoles en tierras francesas oscilará entre los 20-25 días o los 40-50 días, dependiendo si deciden trabajar sólo en la vendimia temprana o también se quedan para la tardía.

La mayoría de los trabajadores se desplazarán desde Andalucía, con 10.400 jornaleros y jornaleras (el 75% del total); seguidos por los valencianos con 1.000 personas, murcianos con 650; Castilla-La Mancha con otros 450; y el resto de otras comunidades. La presencia de jornaleros de Euskadi sería mínima.

Mejores salarios

Los vendimiadores españoles acuden a la campaña francesa principalmente atraídos por los mejores salarios que se manejan en el sector en el país vecino. La remuneración francesa para los vendimiadores como mínimo está equipara al salario mínimo interprofesional, que está fijado en 9,88 euros/hora, superior a la media que se abona en España, que se paga 6,54 euros/hora.

Otro de los atractivos de la vendimia francesa es que la jornada laboral es de 35 horas semanales, por lo que si se supera se cobran horas extraordinarias. De esta forma se puede mejorar el salario en un 25%, llegando incluso hasta un 50% si se superan las 43 horas de trabajo semanal. Además la legislación francesa contempla subsidios familiares cuando se superan los 18 días de trabajo o exoneraciones de las cuotas de enfermedad y jubilación del asalariado, lo que puede suponer hasta un 12,25% de incremento de la remuneración.

Según estimaciones realizadas por CC OO el ingreso medio por 15 de días de trabajo de un jornalero español en la vendimia puede oscilar entre los 1.400 y los 1.650 euros, dependiendo de la categoría profesional y de las horas extraordinarias que se realicen.

Los sindicatos recomiendan a los trabajadores que se trasladen con un «contrato cerrado», y que en ningún caso se acepte intermediarios no reconocidos para evitar fraudes o explotación laboral.

Desde UGT Fica denuncian que en los últimos años están detectando un incremento de los «contratos ofrecidos a través de Empresas de Trabajo Temporal (ETT) españolas que en algunos casos, podrían suponer la pérdida de derechos sociolaborales, como la jubilación, en el país vecino por no cotizar en él».

 

Fotos

Vídeos