Mari Paz Robina | Presidenta de Michelin España

El absentismo también es un problema cultural

El absentismo también es un problema cultural

EL CORREO

La actual presidenta de la multinacional de neumáticos Michelin en España y Portugal, Mari Paz Robina –licenciada en Ciencias Químicas y natural de Valladolid–, conoce muy bien el entramado industrial vasco y su idiosincrasia; no en vano fue directora de la planta de Vitoria hasta el pasado mes de febrero, durante un periodo de dos años y medio que ella definió como «intensos» y en el que la factoría creció mucho, se realizaron importantes inversiones, incrementándose tanto el volumen de producción como su equipo humano, hasta alcanzar los 3.500 profesionales.

Yal igual que lo que apuntan los resultados de las encuestas que la patronal vizcaína Cebek realiza entre sus asociados, la presidenta de Michelin nunca ha ocultado su preocupación por la incidencia económica del absentismo laboral.

«Es un problema importante y se acrecienta año tras año. Creo que es un problema cultural en Álava, que no sólo afecta a Michelin», dijo en una entrevista concedida a ELCORREO hace unas semanas.

Robina no cuestiona las bajas médicas: «Cuándo uno está enfermo, tiene que quedarse en casa hasta que esté totalmente restablecido». Pero sí le «cuesta creer que en Álava la gente enferme o tarde en recuperarse casi el doble que en otras fábricas similares de otras regiones. Es un importante problema de competitividad».