328.000 vehículos en Euskadi tienen 16 o más años, un 30% del parque móvil

328.000 vehículos en Euskadi tienen 16 o más años, un 30% del parque móvil
efe

Arroja mejores cifras que el conjunto del país, pero los expertos alertan de que son datos alarmantes con impacto en el medio ambiente y la siniestralidad

ERLANTZ GUDE

Se habla con inquietud del envejecido parque móvil español por su impacto en la siniestralidad y la contaminación. Y cuando se ven los datos, son realmente alarmantes. La media en España es de 12,3 años, a la cola de Europa. Y si se examinan los vehículos con 16 o más años se descubre una tasa aún más preocupante: el 31,7%. Euskadi se desliza por debajo de la media, con el 30,1%, lo que sin embargo supone casi 328.000 turismos y furgonetas.

Faconauto -patronal de los concesionarios- alerta de una progresión que elevaría en 2025 el porcentaje al 43,4%. Es solo una proyección, pero bastan dos circunstancias para incomodarse. La vejez del parque no deja de aumentar sin que se atisben ambiciosos planes para su renovación. Con un agravante: el actual Gobierno ha arremetido contra el diésel en aras de la movilidad ecológica. Pero la alternativa es hoy inviable dado el precio de estos vehículos y la aún deficitaria infraestructura.

Sirva como tenue consuelo que la situación en Euskadi es ligeramente mejor, ya que su 30,1% de coches de 16 o más años es solo superado por dos regiones. El País Vasco también se desenvuelve mejor en la antigüedad media del parque: 11,4 años. El portavoz de Faconauto, Raúl Morales, evidencia el impacto de la mayor renta per cápita vasca.

La edad media del parque de vehículos
La edad media del parque de vehículos

Otro aspecto que esgrime es la apuesta del Ejecutivo vasco por facilitar el achatarramiento con la compra subvencionada de un modelo nuevo -con hasta 3.000 euros en el Renove, empezando por los teóricamente menos ecológicos diésel y gasolina-. El Gobierno de Urkullu es de los pocos ejecutivos autonómicos que se ha adherido al Moves, por el que la Administración central apoya la adquisición de eléctricos.

Según la patronal de los concesionarios, la mayor renta per cápita vasca amortigua las malas cifras

Reivindicando el diésel

El presidente de la Asociación de Concesionarios de Bizkaia, Jon Lekue, recalca el perjuicio al proceso de descarbonización del vetusto parque móvil. Y reivindica los nuevos motores diésel y gasolina para favorecer un relevo realista con dos argumentos: «Los vehículos ligeros -turismos y motos- solo suponen el 12% de las emisiones de CO2 y se está alcanzando un consumo de tres litros a los cien kilómetros, lo que puede superar las emisiones en la producción de electricidad».

Es evidente que muchos compradores no pueden pagar ni un eléctrico ni un híbrido, y se ven a su vez envueltos en la incertidumbre si optan por gasolina o gasóleo. ¿Qué dice la evolución del Renove al respecto? Según el presidente de la patronal vizcaína, «se están vendiendo bastantes coches GLP -gas licuado del petróleo-, más económicos» y con estatus ecológico.

Hasta ayer se han vendido 1.669 vehículos a través del Renove y 62 eléctricosen el marco del Plan Moves

Porque accidentalidad y polución se mezclan en el frente contra el anticuado parque móvil. El portavoz del RAC Vasco Navarro, Mario García, señala el desgaste que sufre el vehículo por el mero paso del tiempo, al margen del uso. El giro de la dirección, el sistema de frenado, la suspensión y la mecánica y electrónica son aspectos críticos y especialmente sensibles al paso del tiempo. Así las cosas, y con el panorama actual, García estima que podrían incrementarse los requisitos de la ITV.