Casi 200.000 ricos pagaron 1.039 millones de Patrimonio en 2016

Imagen de archivo de un yate. /
Imagen de archivo de un yate.

El impuesto afecta a un 5% más de contribuyentes que el año anterior, quienes tuvieron que abonar un 3,6% más por sus propiedades

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Más ricos, más fortunas acumuladas y, por tanto, más dinero en impuestos para las arcas públicas. La radiografía del Impuesto de Patrimonio -el gravamen que afecta a quienes poseen unos bienes por valor superior a los 700.000 euros, excluidos los 300.000 euros de la vivienda habitual- muestra un incremento tanto del número de contribuyentes que tienen que abonar esta figura, como del conjunto de propiedades inmobiliarias, cuentas, productos de inversión y todo tipo de bienes con los que cuentan, en una evolución que coincide con la recuperación económica.

Durante 2016 fueron 197.768 contribuyentes los obligados a sufragar este impuesto, considerado como una tasa 'a la riqueza', lo que supone un aumento cercano al 5% con respecto a la liquidación que la Agencia Tributaria realizó el ejercicio anterior, según los datos actualizados hoy por el fisco. En este caso no se encuentran los contribuyentes de País Vasco y Navarra, al contar con un sistema fiscal autónomo del régimen común del resto de 15 comunidades autónomas.

Las dos regiones en las que más se incrementó la base de contribuyentes obligados a someterse a este tributo fueron Extremadura, con un ascenso superior al 30% interanual, y Aragón, con un incremento del 29%. Estas cifras se explican por los cambios normativos tributarios impulsados en cada una de las comunidades, al tener la competencia en esta materia. En este sentido, también es importante el crecimiento de contribuyentes sometidos a Patrimonio en la Comunidad Valenciana (+13%). Las tres regiones con alzas superiores a la media nacional, situada en el 4,8%. Sin embargo, hasta en cuatro comunidades descendió el número de contribuyentes: Cantabria (-1,8%), Asturias (-1,1%), Castilla-La Mancha (-1,1%) y Castilla y León (-0,8%).

Además, el patrimonio declarado también ha mejorado de forma relevante. El año pasado, la base liquidable de Patrimonio ascendió a 245.223 millones de euros, lo que representa un 2% más que el año anterior. Y la cuota a pagar por los afectados se fijó en los 1.039 millones de euros, un 3,6% más que en el ejercicio previo. El patrimonio bruto declarado fue superior a los 632.000 millones de euros.

De los 825 millones que gozaron de bonificación autonómica, más de 815 millones corresponden a los contribuyentes de la Comunidad de Madrid, donde este tributo se encuentra bonificado prácticamente al 100%.

Según consta en los datos declarados en 2016, el patrimonio de las fortunas del país se encuentra básicamente en bienes de capital mobiliario(, al representar tres cuartas partes de los bienes declarados. En segundo lugar se encuentran los bienes inmuebles (más allá de la vivienda habitual), con un 17,6% del total. Otro tipo de posesiones apenas supone un 7% en su conjunto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos