Una trayectoria asentada

Jorge Mosquera, Mikel Pérez, Nagore Latorre y Julen García vencieron en la última jornada /
Jorge Mosquera, Mikel Pérez, Nagore Latorre y Julen García vencieron en la última jornada

La Federación Alavesa de Tenis de Mesa apenas ha registrado cambios respecto a cursos anteriores con una media de cerca de 70 palistas en las jornadas escolares

EDUARDO IZQUIERDOVitoria

«Estamos intentando mantener e incluso aumentar en número de chavales que participa en cada jornada que organizamos. Para este curso hemos tramitado cerca de 150 licencias escolares y el objetivo sería que, por o menos, acudiera la mitad. Sabemos que a no todo el mundo le atrae la competición, ya que contabilizamos a varios palistas que se ejercitan en sus colegios, pero luego no les apetece acudir. Pero en líneas generales la respuesta está siendo bastante buena. Nos estamos juntando una media entre 60 y 70 jugadores por sesión. Claro que nos gustaría que vinieran más, pero estamos contentos. En cuanto a la procedencia de los chavales no se han contabilizado cambios. Los palistas defienden los colores del Gailak, Lautaro, Gasteiz, Umandi, Virgen Niña, Mercedarias y Vera Cruz. Resulta complicado instalarse en los colegios, principalmente por oferta deportiva de la que disponen. Intentamos poner todas las facilidades con mesas y monitores, pero es muy difícil. El único pero hasta la fecha radica en la poca presencia femenina. Apenas suman cinco o seis escolares». De esta forma valora el presidente de la Federación Alavesa de Tenis de Mesa, Rubén Martínez, el presente ejercicio.

Desde la temporada pasada estructuran las jornadas en dos zonas. La lúdica está dirigida a las chavales más pequeños y que «todavía» no están capacitados para competir. Sin aspiraciones de ganar o perder, pretenden acercarles la especialidad y les montan varias mesas con diámetro reducido. Bajo la mirada de un monitor realizan ejercicios y juegos de coordinación y destreza. «Queremos que estén cerca del torneo y que conozcan cuál será el siguiente paso que acometerán. Se trata de una especie de iniciación. Somos un deporte individual y hay jugadores que se incorporan tarde. Unos al comienzo del curso y otros, por ejemplo, en enero. Como se nota la diferencia y no están al nivel de otros compañeros, queremos dotarles de una base antes de que pasen a competir», recalca Martínez.

Ya en el apartado competitivo distribuyen a los palistas en grupos en base al ranking acumulado durante las jornadas precedentes, aunque todo depende de la que gente que acuda. Para la segunda fase que se disputa ya bajo el formato de eliminatorio intentan que accedan el mayor número de jugadores posible. «Si pueden empezar en octavos, mejor que en cuartos», matiza. En la fase previa los partidos se juegan al mejor de tres sets a 11 puntos cada uno, mientras que en las rondas finales se disputan a cinco mangas.

En las categorías más bajas se rompió con la dinámica que se había dado hasta la fecha. En benjamines, Jorge Mosquera (Umandi) aprovechó la ausencia por lesión de Endika Martínez (CTMGasteiz), que se había impuesto en las dos anteriores jornadas, para inaugurar sus palmarés al batir en la final a Unai Simón (CTMGailak). De esta forma pasa a comandar el ranking por delante de Martínez, con Mario Presa (Lautaro), a continuación. En alevines sucedió algo similar, pero en esta caso el gran favorito, Gabriel Ejea (CTMGasteiz), cayó en semifinales ante Igor Ortiz y vio truncada su inmaculada racha. Mikel Pérez (CTMGailak), finalista en ambas sesiones, se desquitó al lograr su primera victoria y de paso alcanzar también el liderato en la general. «Está bien para que no haya tanta superioridad. Es evidente que a algunos se le ve que tienen más nivel que el resto. Para Ortiz era su debut y quedó segundo. Juega a fútbol en Lakua Arriaga y a veces le coincide con la tecnificación con el Deportivo Alavés», indica.

Después de no presentarse en la sesión inaugural, en infantiles Nagore Latorre (CTMGasteiz) ha dejado sobre la mesa un espectacular juego para adjudicarse las dos siguientes. En la última derrotó a Jon González (Lautaro) y se queda a cinco puntos de su compañero Oier Arizti en el ranking. «Es una chica que se anda muy bien y está plantando cara a los chicos», desvela. Y en cadetes se ha registrado un pleno de Julen García (CTMGasteiz), que en las tres ha vencido a en la final a Iker Zabarte (Gailak). «Se trata de una categoría en la que la mayoría ya juega en federado, por eso hay tan pocos. Son palistas que llevan poco tiempo», subraya.

Tecnificación

En estas jornadas también disponen de su espacio los palistas populares y federados. En este apartado se refleja la capacidad integradora del tenis de mesa. Tras quemar sus etapas como escolares, Asier Llave (Gailak)e Iker Martínez (CTMGasteiz) compiten en la Segunda División Vasca. «Aunque es el nivel más bajo, se adaptan muy bien. Cada uno sabe desarrollar su juego y estrategia. Luego suelen jugar campeonatos con Zuzenak», advierte.

La gran novedad de la campaña se centra en las sesiones de tecnificación que suelen organizar un domingo al mes, dirigidas a los alevines, infantiles y cadetes con mejor ranking. «Realizan un trabajo específico. Suele ser un grupo reducido de 12 chavales con varios monitores. Profundizamos en los saques, efecto, también realizan una parte física y mental. Queremos que comprendan que la concentración es importante. Les comentamos que deben analizar al rival, que vean cómo juega el contrario y cómo pueden contrarrestarlo al descubrir los flancos débiles del rival. Muchas veces pierden por no fijares», apostilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos