«Mi objetivo es entrar en el top-10 de Euskadi, ya que nunca lo he conseguido»

La atleta del Zailu se siente más a gusto en las pruebas de campo a través. /
La atleta del Zailu se siente más a gusto en las pruebas de campo a través.

Campeona de Álava juvenil de cross

MIKEL GARCÍA

Cuando llega el invierno y el mal tiempo, por naturaleza los seres humanos tienden a encerrarse en casa. Al calor. Resguardados del frío y la lluvia. Evitando el mal tiempo. Sofá, manta y una bebida caliente con la que soportar los improperios que da el clima en esta época del año. Sin embargo, hay valientes que aprovechan para salir a correr. Una de esas personas que desafía las bajas temperaturas es Amaia Azkorreta. La atleta alavesa logró en Okondo el campeonato de Álava en categoría juvenil.

Fue el pasado 15 de febrero cuando la localidad alavesa acogió el campeonato provincial. En un día que popularmente se describiría como un día de perros, los atletas tuvieron que hacer frente a un circuito embarrado por la abundante lluvia que había caído en la víspera, y que tampoco quiso perderse la cita. No obstante, a pesar del temporal y de la dureza del trazado Amaia logró alzar los brazos. «No me lo esperaba», reconoce. «Fue una carrera muy dura. Había llovido mucho y, encima, fuimos una de las últimas en salir, así que tuvimos más barro», analiza la campeona. A pesar de la dureza del recorrido fue capaz de aventajar a su compañera de equipo y segunda clasificada, Maite Martínez, en 41 segundos.

La próxima gran cita en el calendario es el campeonato de Euskadi, que se disputará en la localidad vizcaína de Sopuerta, el próximo 5 de febrero. Aunque reconoce que «la temporada está yendo muy bien, veo el campeonato de Euskadi muy complicado», asegura. «No he logrado nunca estar en el top-10 y es algo que me gustaría», afirma. «Otros años he estado entre las veinte primeras y habrá que apretar mucho para bajar de eso, pero es el objetivo que me marco», confirma.

Ahora que la campaña de cross llega a su fin, muchos atletas se marcan el campeonato de España como el gran objetivo. Amaia, en cambio, lo deja de lado. «Mi objetivo es ir mejorando y el estatal es algo que ni me lo planteo», concluye. Una vez finalicen las pruebas de campo a través llegará el turno del tartán. Sin embargo, para Amaia es algo secundario. «Por mis condiciones el cross me viene mejor que la pista. Además, me divierto más», asevera. Divertirse, disfrutar es lo más importante. Por ello, Azkorreta se plantea el curso de pista como un entrenamiento para el siguiente ejercicio de cross. Aunque no piense descuidar los entrenamientos. «No me lo voy a tomar con calma, quiero mejorar las marcas del año pasado, pero no espero que sea una temporada tan buena como la de cross», asume.

Sus inicios en el atletismo se remontan a hace nueve años. «Tenía ocho años cuando comencé. Me gustaba correr y competir por ver quién aguantaba más tiempo corriendo. Luego recuerdo que mi aita me animó a apuntarme a un club», rememora.

Olvidarse de los estudios

Pero en el mundo del atletismo no solo se ha dedicado a correr. En sus inicios probó otras modalidades. «De pequeña probé con los lanzamientos, pero era más lento y me divertía más corriendo», asegura. Sin embargo, dentro del mundo de las carreras se decanta por el cross antes que por la pista. «Es más divertido. En el cross tienes que mirar donde pisas para no lesionarte, hay cuestas, llueve, no es tan monótono», sentencia. Además, uno de los encantos de las pruebas campestres es el hecho del entorno que las rodea. «Viajamos por Euskadi y hemos descubierto sitios muy bonitos para correr y visitar», asegura la atleta del Zailu.

Para Amaia el atletismo es una manera de abstraerse de los libros. Reconoce que «es complicado de compaginar». Asegura que «en la época de exámenes intentó faltar lo menos posible a los entrenamientos, porque es una manera de evadirme de los estudios. Al final no es bueno estar encerrado en casa porque no lo terminas de aprovechar».

Sobre el futuro tampoco quiere mirar más allá de la próxima temporada, aunque admite que ha pensado qué hacer cuando llegue a la universidad. «Sé que se me va a hacer más difícil el poder entrenar, pero es lo que me gusta y voy a obrar todo lo posible por seguir corriendo», reconoce.

 

Fotos

Vídeos