Nadal: «Estoy viejo. No puedo perder el tiempo»

Nadal, muy emocionado tras el último match point. /AFP
Nadal, muy emocionado tras el último match point. / AFP

El mallorquín, muy emocionado tras su victoria en Nueva York, no se obsesiona con los récords, pero admite que quiere ser «el que gane más» a su manera

J. M.

Nadal ha puesto esta madrugada un nuevo ladrillo en su trabajada historia como tenista al ganar su cuarto Open USA ante Daniil Medvedev. Sangre, sudor y lágrimas derramó anoche sobre la pista neoyorquina. Emocionado como pocas veces le hemos visto, recogió el trofeo de vencedor y disfrutó con el vídeo que le pusieron con fragmentos de cada uno de sus 19 títulos de Grand Slam. El primero se lo llevó con 19 en la pista Philippe-Chatrier de París. El último, con 33, en la Arthur Ashe. En medio, pico, pala y fuerza para enfrentarse a su lesiones.

«Estoy viejo», bromeó Rafa con los periodistas ya pasadas las emociones de la ceremonia. «Ver todas las cosas que he pasado, poder aún estar aquí, es todo muy especial para mi. He pasado por momentos difíciles, físicos especialmente. Cuando tienes problemas físicos, lo mental se vuelve más difícil», se sinceró. Por eso, «durante mi carrera nunca he sabido si cada victoria es alguna de las últimas oportunidades y siempre lo he vivido así», pero «quizás dentro de la mala suerte que he tenido por las lesiones también eso me ha hecho siempre valorar cada cada momento bueno».

Nadal venía de vencer al ruso Daniil Medvedev en una épica final a cinco sets que se extendió por casi cinco horas. «Cuando te muestran un vídeo de eso pues también en cierto modo te das cuenta de todo el camino que llevas, lo que has hecho. Eso, unido al momento de cansancio o de desgaste mental, de felicidad de haber conseguido la victoria con una pista llena también entregada, pues ha hecho que ha sido un poquito más difícil resistirme contra las emociones».

Un chico feliz

Con este título, el mallorquín se queda a uno del récord de 20 Grand Slams de Federer y de cinco US Open de, Pete Sampras, Jimmy Connors y el propio Federer. Sin embargo, los récords no le quitan el sueño. «Siempre he dicho que me gustaría ser el que gane más, pero no estoy pensando en eso cuando entreno, cuando no estoy jugando. Practico el tenis porque amo jugar tenis y no puedo pensar solo en Grand Slams porque el tenis es más que Grand Slams», señaló. «Juego porque me hace feliz, la victoria de hoy me hace feliz... Me honra ser parte de esta batalla», añadió.

Señaló así mismo que no enfoca su calendario en ganar puntos para ser el 1 del mundo. «Si soy capaz de llegar al número 1 a mi manera, genial, pero hoy no es mi objetivo principal», explicó. «A mi edad y con mis objetivos, no puedo perder tiempo pensando en mi carrera en otra forma. Mi objetivo es jugar tanto como pueda, no puedo perder energía y tiempo siguiendo el número 1», concluyó.