Análisis

Nadal y Djokovic, camino parejo hasta la tierra

Djokovic y Nadal se abrazan al término de la final del Abierto de Australia. /Saed Khan (Afp)
Djokovic y Nadal se abrazan al término de la final del Abierto de Australia. / Saed Khan (Afp)

El español y el serbio encaran Indian Wells y Miami sin prácticamente puntos que defender y con la posibilidad de abrir hueco antes de la llegada de la arcilla

ENRIC GARDINERMADRID

Los Masters 1.000 de Indian Wells y Miami ponen en juego, en total, 2.000 puntos que Rafael Nadal y Novak Djokovic enfilan entre ceja y ceja. Español y serbio lo hacen, además, con la única presión añadida de lo que sume el rival. En la lucha por el número uno, 2.590 puntos los separan, por lo que sea cual sea el resultado de las próximas dos semanas, Djokovic continuará al frente de la clasificación ATP cuando la gira de cemento americana llegue a su fin.

La duda es con cuántos puntos de ventaja saldrá el de Belgrado. Mientras que Djokovic defiende 20 unidades tras haber caído en sus debuts tanto en California como en Florida el año pasado, Nadal, aún afectado por la lesión que le obligó a retirarse en Australia, no pudo reaparecer ni en Indian Wells ni en Miami por lo que todo lo que haga este año le reportará puntos en su casillero.

La oportunidad de acercarse en Acapulco se esfumó, al caer en el primer partido ante el australiano Nick Kyrgios, a la vez que Djokovic decidió descansar y entrenar después de vencer con relativa comodidad y mucha autoridad en el Abierto de Australia.

Por detrás, aparecen, además, Alexander Zverev y Roger Federer, con posibilidades también de aumentar su cuenta personal. El alemán atesoró 610 puntos la campaña pasada, mismo resultado que tuvo el helvético, ya que mientras uno fue finalista en Miami, el otro lo fue en Indian Wells. Los 4.600 puntos de Federer y los 6.595 de Zverev no amenazan, en principio las posiciones de poder de Djokovic y Nadal.

Sus condiciones de número uno y número dos del mundo les obligaban a separarse hasta la final, pero al español le ha caído en su parte del cuadro Federer, cuarta raqueta mundial.

Antes, su condición de cabeza de serie le exime de la primera ronda y le cruza en segunda con el estadounidense Jared Donaldson, 192 del mundo, o con un jugador de la previa. En las rondas finales, en cuartos de final podría medirse con John Isner, campeón el año pasado en Miami, en tanto que Federer, cinco veces triunfador en estas pistas, sería el rival en semifinales.

El mejor de los escenarios, con triunfos en Indian Wells, donde ha vencido en tres ocasiones, y en Miami, donde nunca ha podido ganar, unido a tempranas derrotas de Djokovic, dejaría al español a 590 puntos antes del inicio de una tierra batida que se presenta apasionante por lo que uno y otro tienen en el zurrón y no quieren perder.

Nadal se llevó los torneos de Barcelona, Roma, Montecarlo y Roland Garros, solo cediendo en cuartos de final en Madrid. Un total de 4.680 puntos, por los 855 que protegerá Djokovic. Una abismal diferencia que hace que la gira americana cobre más notoriedad. Un colchón que amortigüe cualquier tropiezo cuando la tierra se levante el próximo 14 de abril.