Urrutikoetxea no consigue buenas sensaciones

Urrutikoetxea devuelve una pelota de volea con la derecha ante la mirada de Larunbe./BORJA AGUDO
Urrutikoetxea devuelve una pelota de volea con la derecha ante la mirada de Larunbe. / BORJA AGUDO

Al de Zaratamo le faltó chispa en su regreso tras dos meses y medio y, junto a un buen Rezusta, no pudo con Altuna III y Larunbe en Galdakao

JUAN PABLO MARTÍN

El regreso de Mikel Urrutikoetxea tras dos meses y medio parado por una mononucleosis dejó alguna incógnita en el delantero de Zaratamo. No encontró buenas sensaciones a lo largo de la contienda y le tocó sufrir otra vez, por lo que al final del choque sus dudas residían en que si era producto de la inactividad o de que no estuviera bien curado. Necesitará algo más de tiempo y partidos para despejarlas. El vizcaíno confía en que sea la primera de las opciones y poco a poco comience a encauzar la situación, pero en su primera toma de contacto no terminó nada a gusto.

Se había preparado, pero era consciente de que el ritmo y la tensión sólo se marcan en los partidos y necesitaba calibrar en qué punto se encontraba en ambas circunstancias. Tenía un encuentro exigente en Galdakao contra Altuna III y Larunbe, acompañado por Rezusta que cumplió bien con su cometido. Urrutikoetxea notó enseguida que la faltaba chispa a sus remates y a su golpe, y las cosas comenzaron a torcerse desde el inicio porque sus rivales entraron en plenitud de condiciones.

Altuna II estuvo fino desde el inicio. Buscó mover a su rival en los cuadros alegres con pelotas al ancho y su inspiración hizo el resto. Terminó una docena de tantos y tres de las cuatro pelotas que falló fue porque impactaron en la chapa. Tuvo en Larunbe un zaguero fiel. Jugaba en casa y quería tener una buena actuación. El de Galdakao firmó un encuentro muy sólido. Sujetó bien a un rival del calibre del de Bergara, y estuvo bastante seguro en su cometido en todo el choque.

Remontada

Ante esta tesitura, los colorados jugaron siempre con el marcador a favor. Abrieron un hueco importante nada más comenzar, y a los que vistieron de azul les tocó remar a contracorriente. Urrutikoetxea hizo su primer tanto cuando habían transcurrido 18 minutos de partido con una paradita al 'txoko' con la izquierda. Fue el 9-4. Rezusta dominó, pero al menor descuido el delantero de Amezketa trató de llevarse el juego a su parcela consciente de que ayer era superior.

En el ecuador de la contienda la diferencia de los colorados se incrementó hasta los cinco tantos (11-6), pero el de Zaratamo y el de Bergara consiguieron despertar y corregir el rumbo cuando menos se les esperaba. El marcador reflejaba un 20-11 y parecía que el choque estaba sentenciado, pero Rezusta resurgió y Urrutikoetxea le siguió. Los azules consiguieron una tacada de ocho tantos en la que se vio al de Zaratamo algo más entonado y a su compañero en modo estelar. Incluso mandó una pelota al rebote. Se colocaron a uno de sus rivales (20-19). La emoción regresó a la grada, pero no pudieron pasar de ahí porque les penalizaron un par de errores inesperados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos