«Titín III puso el listón muy alto», admite el riojano Javier Zabala, que debuta el domingo

El pelotari riojano Javier Zabala celebra una victoria./efe
El pelotari riojano Javier Zabala celebra una victoria. / efe

J. P. M.

Las lesiones que ha padecido han provocado que, tras ser campeón del mundo el pasado mes de octubre en Barcelona, Javier Zabala haya visto retrasado su debut en profesionales. Sin embargo, el de Logroño jugará el domingo en el frontón Adarraga su primer partido como miembro de la plantilla de Aspe. Es una nueva esperanza para la afición riojana que, desde la salida de los hermanos Merino, estaba necesitada de alicientes en la pelota. «Titín III puso el listón muy alto», reconoce el nuevo delantero que considera estar «preparado para dar el salto». «He jugado todos los torneos que tenía que jugar en aficionados y ha sido lo mejor que podía hacer para coger confianza y estar preparado mentalmente», destaca.

Previa del Manomanista

Pelotari capaz de poner la pelota muy atrás, cuenta con una buena zurda, pero debe trabajar más el gancho. A lo largo del último año ha ganado músculo y algunos kilos necesarios para aguantar mejor los partidos. Su primer duelo lo jugará en compañía de Martija contra Ezkurdia y Untoria. «Sé que será un partido duro pero mi compañero me ayudará mucho», apuntó.

Además, el 14 de abril tendrá la oportunidad de jugar una de las previas del Manomanista por la rama de Aspe en la que se enfrentará a Peio Etxeberria. «Es mi especialidad, pero tengo un gran rival enfrente. Juego otra vez en casa y trataré de ponerle las cosas difíciles», destacó.