Salaberria y Elizegi, una combinación con hambre para la final del Biharko Izarrak

Salaberria y Elizegi chocan sus manos en el frontón Mallabia I./pankra Nieto
Salaberria y Elizegi chocan sus manos en el frontón Mallabia I. / pankra Nieto

El de Goizueta necesita hoy de su mejor versión y de la seguridad de su zaguero para alzarse con las txapelas en Mallabia

JUAN PABLO MARTÍN

Ganaron juntos el torneo de Zumarraga y están dispuestos a repetir hoy (19.30 horas) en el Biharko Izarrak de Mallabia, que patrocina EL CORREO. Los cruces tras las semifinales determinaron que Salaberria y Elizegi unieran sus fuerzas para tratar de conseguir uno de las «competiciones con más nombre en el campo aficionado» y quieren aprovechar su oportunidad. El de Goizueta ya la ganó el año pasado, mientras que para el de Asteasu ha sido su primer comparecencia y ha sabido aprovechar su oportunidad.

Ambos están bajo la tutela de Baiko Pilota. El delantero navarro comenzó a entrenar con ellos a finales de febrero, aunque todavía no ha firmado un precontrato. Pero de mantener el nivel que atraviesa en la actualidad tendrá sus opciones. Es uno de los pelotaris que más diferencias marca y está en un buen momento de forma. Sabe leer los partidos, y cada vez dispone de una mejor técnica. «He metido bastantes horas y se nota sobre todo con el gancho. Los resultados que he conseguido a lo largo del último año también me dan confianza, por lo que quiero disfrutar», apunta. Además de en Zumarraga, se ha impuesto el Soroa, Bergara, el GRABNI y en Lezama.

A sus 18 años, Elizegi ya tiene una vinculación con la promotora bilbaína desde el mes de enero. Se lo ha ganado por la progresión que ha mostrado a lo largo del último año y medio. «Poco a poco estoy mejorando el físico, pero hay que ir paso a paso», destaca. Esta temporada ha llegado a cuatro finales y tan solo pudo calarse la txapela junto a su compañero.

Es un zaguero que no da una pelota por perdida y sabe que va a tener trabajo frente a Canabal y Bikuña. «El de San Sebastián tiene muy buena derecha y cuando cuenta con pelota servida la pone muy atrás. Es un rival incómodo de jugar porque pone mucho ritmo, por lo que tendré que tener paciencia, tratar de cruzar y cuando disponga de una buena oportunidad soltarle para que mi delantero acabe. Nos espera un encuentro muy físico y habrá que aguantar», señala.

Final del Cuatro y Medio

Le hizo «mucha ilusión» que los organizadores del Biharko Izarrak contarán con él para esta edición, aunque nunca había disputado un torneo de sus características. «Necesitas amoldarte a un nuevo compañero en cada partido, por lo que es importante estar centrado. Creo que he dado un buen nivel y ahora hay que poner la guinda», destaca. Para Salaberria la clave de esta competición es tener un buen arranque, «porque en caso contrario vas a remolque y es complicado remontar». El de Goizueta ganó los primeros cinco partidos y su final de la liguilla de clasificación fue más tranquila. El año pasado se llevó el triunfo por la mínima junto con Aranguren.

El festival del frontón Mallabia I se abrirá con la final del Cuatro y Medio de jóvenes promesas. El riojano Gutiérrez se mide al alavés Larrazabal en un choque sin favorito. Ambos han demostrado que tienen cualidades para esta modalidad. Atesoran un buen golpe con el que sacar de sitio a su rival y saben acabar el tanto, además de exhibir una buena defensa. El que mejor gestione el resto de factores que entran en juego en una final tendrá mucho ganado.