San Mateo, la madre de todas las ferias

Imaz y Ezkurdia fueron los ganadores de la pasada feria./efe
Imaz y Ezkurdia fueron los ganadores de la pasada feria. / efe
Tino Rey
TINO REY

La Rioja es un territorio donde la afición a la pelota va a la par que en Euskadi y Navarra. No hay pueblo o ciudad donde no exista un frontón. Y el que no lo ha tenido, utilizaba los frontispicios de las iglesias o los de las casas solariegas. La pelota ha sido el pasatiempo preferido de de la mayoría de los vecinos de esta fértil tierra.

El 21 de septiembre de 1897 en el programa de fiestas de San Mateo la pelota formaba parte de la oferta municipal: «A las diez y media de la mañana se jugará un partido en el trinkete por los pelotaris Agustín López , Chiquito de Nájera, y Miguel Ulecia contra Martín Nájera, 'Pere' y Antonio Errarte». El partido se fijó a 40 tantos y se cruzaron como apuesta 400 pesetas.

En las fiestas de 1900, en el frontón del Norte, más conocido por el de la Molinera, se enfrentaron Chiquito de Nájera y 'Pere' contra Ronualdo Larrañaga y Joaquín Larrañaga (Chiquito de Azkoitia). El partido resultó disputadísimo y con constantes vaivenes en el marcador. 'Pere', poseedor de una zurda de pegada muy extensa, mandó una pelota por encima de la tapia del frontón a una huerta cercana.

Desde el sábado hasta el 29 de septiembre, el Adarraga contará con los mejores pelotaris

Desde mediados de la década de los cincuenta, la pelota ha sido punto de encuentro de los aficionados en el frontón Adarraga, donde se viene celebrando la madre de todas las ferias, la más importante del programa profesional. Nueve días consecutivos para disfrutar de este deporte. La antesala del bar que regenta Lourdes Espiga y su hermano Eduardo, desde hace 25 años, además de nutrir a los pelotazales de viandas riojanas de la casa, sirve de chismorreo a aquellos que van a postar su dinero por rojo o azul. Antaño se jugaba en este espacio a las 'chapas', 'cara y cruz'. A alguno le costaba la broma un dineral.

San Mateo es el día más grande de Logroño. La campiña riojana ya ha vestido sus viñedos de esos colores ocres que son el anticipo de le vendimia que está al caer. Pero, mientras llega ese día, es la hora de aparcar los problemas que emanan de la tierra y divertirse, bailar, cantar y beber los caldos que han dormitado en el silencio y la oscuridad de las bodegas.

Por el frontón ribereño del Ebro, desde el sábado hasta el 29 de septiembre, desfilarán los más afamados ases de la modalidad manista. Para este año la Liga de Empresas ha mezclado a los pelotaris de Baiko Pilota y Aspe con el fin de compensar las parejas y dotarlas de mayor equilibrio. Una medida a todas luces bien acogida por los críticos y pelotazales.

A Olaizola II, que protagoniza un notable verano -como dice aquel viejo refrán, 'el que tuvo retuvo'- está emparejado con Beñat Rezusta, un zaguero rompedor. El vigente campeón del Manomanista, Irribarria, llevará como guardaespaldas a Albisu, un cañonero. El VI de los Bengoextea tendrá como compañero de viaje a Martija, mientras a Joseba Ezkurdia le guardará las espaldas Mariezkurrena. Y Altuna III formará alianza con Imaz. Esta es la propuesta. Exceptuando Urrurikoetxea, no hay mucha más cera que arde. Será la cancha la que dicte sentencia.