Fusto e Ibai Pérez lo bordan en el Bizkaia

Fusto e Ibai Pérez celebran su victoria, mientras Gaubeka se retira a los vestuarios./Pedro Urresti
Fusto e Ibai Pérez celebran su victoria, mientras Gaubeka se retira a los vestuarios. / Pedro Urresti

Se adjudican el Torneo Aste Nagusia de pala profesional tras firmar un gran encuentro que dejó sin argumentos a Gaubeka y Gordon

JUAN PABLO MARTÍN

Fusto e Ibai Pérez cumplieron los pronósticos y se llevaron por primera vez juntos el Torneo Aste Nagusia de pala profesional. El argentino y el de Sestao lo bordaron en la final ante Gaubeka y Gordon (0-3), que terminaron desesperados. La intendencia optó por emparejar a ambos visto el buen momento de forma por el que atraviesa el vizcaíno y porque el bonaerense llegaba de ganar el oro en paleta cuero en los Juegos Panamericanos y podía pagarlo, pero compactaron de semejante forma que se subieron al cajón más alto del podio en el frontón Bizkaia.

Incrementaron el nivel exhibido en la semifinal del lunes y dejaron sin argumentos a unos rivales que lo intentaron todo, pero no encontraron la fórmula para buscar un resquicio en el juego sólido de sus oponentes que les diera un mínimo de esperanza. Hicieron méritos para llevarse algún set, pero con los azules crecidos el encuentro se fue por la vía rápida.

El argentino necesita poco para cogerle las medidas al frontón del Miribilla y ayer estuvo bastante mejor situado en la cancha y por momentos mandón. Le funcionó la cortada y metió bien la pelota por pared para poner en muchas dificultades al de Sopela. Ibai Pérez volvió a dar un recital en los cuadros largos. Fue igual que sus rivales le buscaran la pared, el ancho y que incluso su compañero le dejara alguna pelota más que complicada en el último momento. El de Sestao lo mandó todo al frontis. Estuvo muy efectivo en el rebote y varió el saque. Apenas perdió seis bolas en todo el choque, pero dos fueron faltas con el jugada inicial.

El choque comenzó con un gran ritmo. Los dos delanteros reclamaron el protagonismo y sus compañeros respondieron a la perfección en la retaguardia. Aunque a los colorados les costó un poco asentarse consiguieron equilibrar el primer juego en el tercer cartón y a partir de entonces la igualdad fue la tónica dominante. La exigencia y la velocidad aumentaron, y se pudieron presenciar tantos de bella factura. Ninguna de las dos parejas consiguió abrir un hueco superior a un tanto. Tras el empate a ocho el argentino metió bien una pelota por pared y la chapa jugó una mala pasada a Gaubeka, por lo que el set cayó del lado azul (8-10) tras 207 pelotazos.

Cuatro tantos de ventaja

Las espadas se mantuvieron en todo lo alto en el segundo. Los azules llegaron a contar con cuatro tantos de ventaja en el inicio merced a que mantuvieron su solidez, pero sus rivales siguieron en el choque. El argentino tuvo otro momento de brillantez y parecía que dejaba el set encarrilado (3-7), pero el 'gallo' de Armintza y Gordon apuraron su opciones y llegaron a colocarse a un solo tanto (7-8). Sin embargo, Fusto aprovechó un par de buenas acciones para cerrarlo en cuanto pudo. Se cruzaron 168 pelotazos.

Tenían el encuentro encarrilado y les faltaba rematarlo. Lo hicieron a la primera. El tercer juego fue el más corto y sencillo para los vencedores. A estar alturas Gaubeka dio síntomas de desesperación porque no encontraba la fórmula de acabar el tanto ante al defensa de sus rivales por mucho que arriesgara. Fusto e Ibai Pérez siguieron a lo suyo y se encontraron con algunas facilidades para finiquitar el partido y llevarse el trofeo tras un 4-10.