«Cada año estoy más fuerte», destaca Altuna III

Altuna III suelta una dejada al ancho en Amorebieta./jordi alemany
Altuna III suelta una dejada al ancho en Amorebieta. / jordi alemany

El de Aspe ha cogido la medida al verano y se prepara para afrontar el mes más intenso, que arranca con seis partidos en quince días

JUAN PABLO MARTÍN

La vida deportiva de Jokin Altura discurre rápida. Han pasado cinco años desde su debut y en su palmarés ya se acumulan varios títulos, pero también intensos veranos. El de Amezketa ha cogido la medida a la época más cargada de la pelota profesional a base de esfuerzo. Hace tres campañas, la inesperada lesión de Irujo -que posteriormente desembocó en su despedida-, provocó que el joven delantero de Aspe tuviera que asumir galones para sacar las castañas a su empresa, y desde entonces la intensidad con la que transita la época estival para él es muy importante. Sin embargo, el guipuzcoano aprende rápido. Ya no es aquel pelotari que necesitaba tiempo para cuajarse físicamente y la gestión es mucho más llevadera. «Vas conociendo tu cuerpo y cada año me siento más fuerte», destaca.

Hoy (17.00 horas) arranca en el frontón de Bera una serie que incluye siete encuentros en la primera quincena de agosto. Y eso que su promotora decidió que no estuviera en la Feria de La Blanca con la intención de dosificarle. «Durante estos meses me siento bien y no sé por qué. Tal vez porque juegas más tranquilo, mucho y coges confianza si llegan las victorias», apunta.

De hecho, ha disputado 17 encuentros desde que cayó en cuartos del Manomanista contra Irribarria en el frontón Atano III de San Sebastián en mayo y ha ganado 13. «Estoy disfrutando. Soy consciente de que todo no lo puedo ganar, y tengo claro que unas veces me sentiré mejor y otras peor, pero tengo la sensación de que hago daño en la cancha», declaró Altuna.

Tras el duelo de esta tarde tendrá cinco días de descanso, algo a lo que no está acostumbrado y en los que deberá incluso entrenar -«pero sin machacarme»- para mantener el tono físico, porque el ritmo de encuentros que ha llevado hasta ahora solo le dejaba margen para la recuperación entre un partido y otro.

Pero el día 10 abrirá en Sumbilla otra racha que acabará siete días más tarde en Zarautz, pasando por Covaleda, Leitza y Mallabia, y que se puede ampliar en caso de victoria en el Aritzbatalde. Además, la semana que viene se presentan las ferias de la Aste Nagusia de la capital vizcaína y de San Sebastián y, posteriormente, la cita de Elgoibar, que pueden aumentar su calendario de encuentros.

El año pasado entre julio, agosto y septiembre rondó la treintena de partidos, una media de un encuentro cada tres días, y esta temporada lleva el mismo camino. «Me hubiera gustado jugar los choques más espaciados pero ha tocado así. Hay que ir paso a paso. Descansar y cuidarme», explicó el guipuzcoano.

Pero no pone mala cara al trabajo que tiene por delante. Le gusta jugar y ganar. «En cada partido salgo a darlo todo, aunque también sé que el cansancio y el calor que está acumulado en los frontones pasan factura. Aunque luego recupero bien». Su objetivo es que sea la menor posible para seguir ofreciendo espectáculo en la cancha. Porque además de los campeonatos que le programa su empresa, para Altuna III es muy importante «que te llamen de los pueblos. Quiero seguir igual», concluyó.