La final del Parejas de pala profesional requiere paciencia

Ibargarai, Fusto, Ibai Pérez y Gaubeka, con el material seleccionado para la final del sábado en el frontón de Mungia./Maika Salguero
Ibargarai, Fusto, Ibai Pérez y Gaubeka, con el material seleccionado para la final del sábado en el frontón de Mungia. / Maika Salguero

Dos pegadores como Fusto e Ibargarai se miden el sábado en Mungia a Gaubeka e Ibai Pérez, que no dan una pelota por perdida

JUAN PABLO MARTÍN

Paciencia. Esa es la consigna con la que partirán Fusto-Ibargarai y Gaubeka-Ibai Pérez el sábado (17.00 horas) en el final del Parejas de pala profesional, que organiza el Consejo Mundial. Las características de ambas combinaciones la requieren. Los que vestirán de colorados cuentan con más pegada, pero son conscientes de que sólo con eso no basta y deberán madurar los tantos para que caigan de su lado. Los vizcaínos se caracterizan por no dar una pelota por perdida y lo devuelven casi todo al frontis, por lo que tratarán de aguantar a sus rivales y terminar en cuanto tengan oportunidad.

A pesar de que la savia nueva del leño está pidiendo paso, la experiencia es todavía un grado en un torneo que premia la regularidad porque en cada partido los delanteros han jugado con un zaguero distinto al que se han tenido que amoldar. El que mejor lo ha hecho ha sido el guardaespaldas de Sestao. Ibai Pérez llega al choque cumbre sin conocer la derrota en toda la competición y en un momento dulce. «He hecho un campeonato muy bueno y he estado cómodo en un frontón complicado», destacó. Desde su punto de vista, la clave del encuentro estará en el primer set. «Será muy importante que Gaubeka se relaje y coja confianza para poder tirar para adelante», destacó.

Sabe que les va a tocar sufrir, pero la compenetración de la que han hecho gala en el torneo y con anterioridad es uno de sus puntos fuertes. «Nos arreglamos muy bien», añadió.

Disfrutar el doble

El 'gallo' de Armintza coincide con su compañero. «Tenemos que aguantar y cuando tengamos pelota intentar hacer algo en los cuadros alegres». Tirarán de su mayor técnica para combatir la agresividad de sus rivales. «Ibai Pérez es una garantía, se amolda muy bien a este frontón y me ayuda mucho en la pared», manifestó Gaubeka.

Pablo Fusto ha ganado las cuatro ediciones de este campeonato de forma consecutiva en su formato actual, y será la tercera vez que juegue junto al zaguero navarro la final. «Es el torneo más justo porque tienes seis partidos y, aunque me costó arrancar estoy contento de cómo he jugado», apuntó. El delantero argentino considera que cada vez le cuesta más alcanzar este tipo de compromisos, «por lo que hay que disfrutarlos el doble». Sin embargo, no baja la guardia en cuanto a la preparación «para estar igual y no caer». El de Buenos Aires está con confianza, pero es consciente de que no les van a regalar nada y tendrán que emplearse a fondo en un «duelo duro».

Ibargarai se enteró que era finalista de camino a casa porque, tras perder en el primer partido de la última jornada, Urrutia no consiguió los juegos que necesitaba en el segundo. Ahora quiere aprovechar su nueva oportunidad y sumar el doblete tras ser campeón en el Individual. «Nosotros atacaremos todo el rato y ellos se defenderán y tratarán de desesperarnos. No tienen mucho golpe pero son unos artistas», resumió. Ambas combinaciones encontraron el material que buscaban. Las pelotas de los colorados son más vivas que las de sus rivales.