Una final inédita para el Individual de pala

Ibargarai y Gaubeka sostienen el material seleccionado para la final del Individual./borja agudo
Ibargarai y Gaubeka sostienen el material seleccionado para la final del Individual. / borja agudo

Gaubeka defiende el título el viernes en el frontón Bizkaia ante el mejor Ibargarai de los últimos años, que ha superado sus problemas de espalda

JUAN PABLO MARTÍN

A pesar de que llevan bastantes años como profesionales, nunca se han enfrentado en la final del Individual de pala que organiza el Consejo Mundial. Gaubeka e Ibargarai miden sus fuerzas el viernes (19.00 horas) en el Bizkaia por el título que más les gusta. El 'gallo' de Armintza defiende el entorchado logrado el año pasado ante un zaguero navarro que, tras dejar atrás los problemas de espalda que le habían martirizado durante las últimas diez temporadas, se encuentra mejor que nunca.

Ayer al mediodía ambos se dieron cita en el escenario del choque para la elección de material que transcurrió sin problemas. El vizcaíno se decantó por tres pelotas más vivas y ligeras con el objetivo de poder mover a su rival, mientras que el navarro escogió cueros más fuertes a los que sacarles lustre con su zurda. Apenas invirtió un par de minutos. «Tenía claro el tipo de pelotas que necesito para enfrentarme al de Armintza. Llevamos muchos años en esto y cada uno sabe lo que quiere», señaló.

Gaubeka llega pleno de moral tras eliminar en semifinales a un Necol que atravesaba un gran momento como demostró contra Fusto. Busca su sexta txapela, y en caso de conseguirla igualaría con el delantero argentino en el palmarés. Sin embargo, prefiere centrarse en el «duro encuentro» que tiene por delante «sin pensar en lo que he conseguido. Ya habrá tiempo de analizarlo el sábado».

Necesita «buscarle las cosquillas» a un rival como el de Erratzu que se le ha atragantado las últimas veces que se han medido en esta modalidad. «En el cómputo global de enfrentamientos en el Bizkaia me va ganando, por lo que trataré de darle la vuelta a la situación». Su estrategia tiene como objetivo que Ibargarai no está cómodo sobre la cancha para evitar que pierda poderío con la izquierda. «Ataca casi todas las pelotas, por lo que trataré de que no tenga los pies bien plantados». En el saque puede estar otra de las claves del choque. El vizcaíno terminó con buenas sensaciones en esta faceta su anterior enfrentamiento por lo que cree que no habrá problemas al respecto.

Homenaje a Brefel

El navarro por fin ha dejado atrás los problemas de espalda que han mermado sus facultades. Sin ir más lejos, el año pasado tuvo que renunciar a las semifinales, «por lo que tengo una espina clavada. Ahora estoy a tope. Disfrutando. Y el Individual es mi modalidad favorita».

El de Erratzu considera que tanto él como su rival son dos pelotaris «que dejamos jugar». «Gaubeka no es tan incómodo para mí como pueden ser Ibai Pérez o Fusto por sus posturas y los efectos que imprimen a la pelota». Se conocen mucho, por lo que tiene claro que será «muy complicado» que cada uno saque adelante su propuesta sobre la cancha. «El título se decidirá por pequeños detalles». Una de sus principales bazas estará en la jugada inicial. «Si aciertas a colocar la pelota el rival no resta bien y puedes llevar la iniciativa. Tengo claro que no puedo dejarle ninguna bola para que entre con la derecha porque, en ese caso, me va a comer. Sobre todo hay que mantenerle atrás». Sabe que le tocará moverse porque el de Armintza tiene recursos suficientes para buscar el ancho y el 'txoko'. «Estoy preparado y físicamente me encuentro bien».

La empresa Baiko Pilota aprovechará la final para rendir un pequeño homenaje al zaguero Sylvain Brefel que deja la pala profesional tras cinco temporadas. El de Toulouse debía desplazarse mil kilómetros cada vez que tenía que jugar y, tras lograr el oro en el Mundial en Barcelona, ha decidido emprender un nuevo camino. Se marcha como el mejor en su demarcación.

 

Fotos

Vídeos