«Ser favoritos no asegura que se ganen los partidos»

Irribarria y Zabaleta, durante la elección de material, ayer./mikel askasibar
Irribarria y Zabaleta, durante la elección de material, ayer. / mikel askasibar

Irribarria y Zabaleta consideran que «todos tiene opciones» en las semifinales del Parejas, y esperan un duelo duro ante Altuna III y Martija mañana en Eibar

JUAN PABLO MARTÍN

Muchas de las miradas están fijas en ellos para ver si son capaces de plasmar el potencial que atesoran sobre la cancha durante las semifinales del Parejas. Irribarria y Zabaleta, sin embargo, prefieren que los focos apunten para otro lado y evitar así una mayor presión. «Ser favoritos no asegura que se ganen los partidos», destacan. El cartel que les han puesto la mayoría de sus rivales no les gusta. «Hay que demostrarlo en la cancha. En cuartos de final fuimos segundos en la clasificación, y eso quiere decir que ha habido una combinación mejor que nosotros», destacó el delantero de Arama. Para su compañero, «todos tienen opciones». «Hay rivales muy buenos contra los que hemos perdido partidos», añadió.

Son prudentes en el arranque de la segunda fase de la competición. Están «ilusionados» por la oportunidad que tienen delante, pero prefieren ir paso a paso. El primero de los objetivos de Irribarria es «jugar una final» después de estar un año sin disputar una semifinal en las tres especialidades. Son conscientes de que, a partir de ahora, el margen de error disminuye por lo que tienen que salir a ganar «desde el primer minuto», ratifica el zaguero. Mañana (17.00 horas) en el frontón Astelena de Eibar tienen el primer examen contra Altuna III y Martija, ante los que ya suspendieron dos veces anteriormente.

«Son de los que siempre están ahí. No regalan tanto alguno y trabajan mucho. Forman una pareja muy completa, con un artista delante y un zaguero muy duro», admiten, por lo que barruntan un duelo complicado.

Jugar con presión

El de Amezketa y su compañero quieren «llegar con vida al último partido de semifinales». Tienen una «espina clavada» porque el año pasado no ganaron ningún encuentro en esta fase, pero reconocen que ahora llegan en una situación diferente a la de entonces. «Estar tanto tiempo en el alambre en los cuartos de final ha demostrado que sabemos jugar con un poco de presión». Reconocen que sumar un punto en el choque inaugural supondría reforzar mucho más la confianza con la que llegan, pero también admiten que no lo tendrán nada fácil. «Nuestros rivales siempre dominan y eso genera mucho respeto y dudas. Pero ya les hemos ganado, por lo que podemos volver a conseguirlo».

En la elección de material celebrada ayer, ambas combinaciones encontraron lo que buscaban. Irribarria y Zabaleta esperaban algo más de material pero no se quejaron, mientras que Altuna III y Martija escogieron cueros con menos salida de frontis.