Erik Jaka sale a por todas ante Ezkurdia en Arbizu

Erik Jaka arma el brazo para ejecutar un saque. Al fondo, Joseba Ezkurdia./michelena
Erik Jaka arma el brazo para ejecutar un saque. Al fondo, Joseba Ezkurdia. / michelena

El delantero de Lizartza está con la moral por las nubes tras eliminar del Torneo San Fermín a Irribarria en Beasain y quiere una plaza en la semifinal de Aspe

ENRIQUE ECHAVARREN

Erik Jaka quiere refrendar esta tarde en Arbizu su buen momento de juego en la eliminatoria de cuartos del Torneo San Fermín del cuatro y medio, dentro de la escalera de Aspe, que le enfrenta a Joseba Ezkurdia. Es el plato fuerte de un festival que comienza a las 17.00 horas con el partido de parejas entre Julen Retegi-Tolosa frente a Darío-Erostarbe. En principio estaba previsto que las cámaras del ente público diesen el Olaizola-Bakaikoa de Beasain, pero hubo cambio de planes al considerar que este partido tiene más interés deportivo.

Indudablemente lo tiene. El enfrentamiento entre el actual campeón oficial de la distancia –Ezkurdia se impuso en la final del Campeonato del Cuatro y Medio a Altuna III por 17-22 en noviembre en el Navarra Arena de Pamplona, que acogía su primer evento relevante– y el pelotari que mejor momento de forma atraviesa de ambas promotoras tiene mucha miga. Se juega en casa de Ezkurdia, por lo que el de Arbizu tendrá una ligera ventaja al conocerse el frontón de memoria. Allí ha metido muchas horas y, por si fuera poco, contará con el apoyo de un público entregado.

Pero Jaka ya ha jugado en más de una ocasión en situaciones parecidas y ha sabido salir airoso. Tiene experiencia suficiente para capear cualquier tipo de temporal. Su mejor tarjeta de presentación son los meses que lleva jugando a un nivel altísimo, con un porcentaje muy elevado de victorias. Ha provocado más de un quebradero de cabeza a los técnicos de su empresa a la hora de establecer las combinaciones. Su presencia en los estelares se antojaba básica.

Ese poso, ganado a ley en la cancha, en circunstancias difíciles para él y su familia, le ha servido para formar parte de los representantes de Aspe en el torneo sanferminero. Además, el cuatro y medio es una distancia que se amolda perfectamente a sus características. No tuvo suerte en el campeonato oficial. Jaka se vio obligado a dejar su puesto a Julen Retegi por lesión en la liguilla de cuartos después de haber dejado en la cuneta en octavos a Axier Arteaga (22-11).

Un debut redondo

Pero en la siguiente oportunidad que ha tenido en la distancia ha vuelto a demostrar que hay que contar siempre con él. No tenía un rival cómodo. Iker Irribarria acababa de proclamarse campeón manomanista y aunque el cuatro y medio parece atragantársele, el de Arama siempre impone respeto. Apenas si tuvo tiempo para prepararlo. El lizartzarra castigó a su oponente sin piedad. No le dio oportunidad alguna (8-22).

Autor de ocho tantos de saque-remate, Jaka demostró muchas cosas más como su progresión a bote con ambas manos y la eficacia de su saque, con el que consiguió tres tantos directos. Todo eso y algo más le hará falta para superar a un Ezkurdia que es un portento físico. El de Arbizu, poseedor de una volea demoledora, imprime mucha velocidad a la pelota y le gusta llevar la iniciativa. Ha mejorado mucho en defensa, sobre todo en los desplazamientos hacia la contracancha. Es un pelotari incómodo para cualquier rival, muy incómodo.

El vencedor de esta eliminatoria se enfrentará en semifinales con el ganador del Altuna III-Peio Etxeberria de mañana en el Astelena de Eibar, que celebra el tradicional festival de Sanjuanes. La cita será el viernes 28 en Sopela, en horario nocturno.