Elordi y Jaka salvan los muebles

Elezkano II levanta una pelota con la derecha en el ancho del frontón de Ermua./m. askasibar
Elezkano II levanta una pelota con la derecha en el ancho del frontón de Ermua. / m. askasibar

Sus triunfos individuales permiten a Elezkano II y Zabaleta, que se lesionó la derecha en el calentamiento, jugar la final del Torneo Bizkaia

JUAN PABLO MARTÍN

Los triunfos individuales de Elordi, en el mano a mano, y de Jaka, en el Cuatro y Medio, ayer en el frontón de Ermua posibilitaron que Elezkano II y Zabaleta jueguen la final del Torneo Bizkaia el próximo 20 de agosto en el frontón de Miribilla. Es lo que tiene una competición por equipos, que todas las victorias valen lo mismo, y la escuadra capitaneada por el delantero de Zaratamo dejó sin opciones a la de Altuna III. Los que vistieron de colorado partieron como favoritos con claridad para la cátedra en los tres encuentros, pero tuvieron que sudar lo suyo porque la tarde se les fue complicando según avanzaba.

Aitor Elordi sacó adelante su compromiso contra Egiguren V (18-16) con bastante más dificultades de las previstas si se tiene en cuenta que el guipuzcoano fue el sustituto de Darío y ha tenido muy poco tiempo para preparar la modalidad. El de Mallabia arrancó mejor, pero su fallos le condenaron y permitieron que su rival siguiera enganchado al choque. Llegó a contar con cinco tantos de ventaja en el ecuador (10-5), pero una buena reacción de Egiguren V le permitió incluso ponerse por delante en el luminoso (13-14) tras un saque-remate. Fue entonces cuando salió a relucir la mayor veteranía del vizcaíno, que afrontó mejor los compases decisivos de la contienda y estuvo fino en el remate.

Aunque con sudor, los colorados tenían la eliminatoria encarrilada, pero pocos se esperaban que en el choque de parejas, Altuna III y Ladis Galarza obtuvieran un triunfo tan contundente (10-22) frente a Elezkano II y Zabaleta. Sin embargo, el zaguero de Etxarren, que atravesaba un momento exquisito, sintió molestias en su mano derecha en el calentamiento y todo se torció para ellos.

El zaguero navarro no fue el de los últimos partidos. Empezó el duelo descentrado y en los siete primeros tantos ya había cometido cuatro errores. Buscó más el golpeo con la zurda para tratar de evitar que su diestra se dañara mucho y sufrió. Altuna III se percató enseguida de la situación y aprovechó todo lo que le llegó a su parcela, consciente de que estaba ante una oportunidad de oro. En apenas 72 pelotazos, los azules se situaron con un 1-9 en el luminoso.

Sus rivales intentaron reaccionar y consiguieron acercarse a cuatro (5-9), pero fue algo efímero porque el de Amezketa y el de Baraibar formaron una combinación mucho más compensada. Elezkano II y su compañero no encontraron la solución para agarrase al choque a pesar de los descansos y de las conversaciones que mantuvieron. El guardaespaldas no dominaba su parcela, y el vizcaíno tuvo que estar más pendiente de defender que de otra cosa.

Desesperado

Inestable y cada vez más desesperado, Zabaleta se marcó una dejada al 'txoko' en el 8-13, pero a partir de entonces la tacada de sus rivales fue definitiva. Consiguieron ocho tantos consecutivos que les dejaron a uno del final, con Altuna III muy inspirado y Ladis Galarza bastante sólido atrás. Ante esta tesitura, al de Zaratamo no le quedó otra que arriesgar, pero ya era demasiado tarde. Zabaleta no jugará mañana en Lodosa y habrá que ver cómo evoluciona su mano de cara a Azpeitia.

Hubo que esperar al tercer y último encuentro para conocer al primer equipo finalista, pero Jaka cumplió los pronósticos en el acotado. El de Lizartza se impuso (18-9) a Retegi BI en un encuentro que comenzó igualado y registró tablas en el quinto cartón.

Pero tras un descanso para ordenar sus ideas después de una pasa y una falta de saque, el guipuzcoano reaccionó e hizo mucho daño con la jugada inicial y la siguiente acción. Sumó un 11-1 a su favor y poco más tarde cerró el choque.