Elezkano II y Rezusta se ponen a tono

Un momento del partido en el frontón Labrit./Jesús Caso
Un momento del partido en el frontón Labrit. / Jesús Caso

Suman su segundo punto en el Parejas tras un trabajado triunfo ante un incómodo Altuna III y Martija en el frontón Labrit

JUAN PABLO MARTÍN

Les costó un partido engrasar la maquinaria, pero Elezkano II y Rezusta ya están a tono. El vizcaíno y el de Bergara sumaron ayer su segundo punto en el Parejas tras una trabajada victoria ante Altuna III y Martija en el frontón Labrit de Pamplona. Tuvieron el choque dominado desde el inicio y vieron cómo se les complicaba en los últimos compases, pero los que vistieron de azul ofrecieron buenas sensaciones en general y ya saben que éste es el camino a seguir. El de Zaratamo comenzó muy fuerte. La pelota le salía bien de la mano y estuvo acertado en el remate. En las postrimerías del choque se complicó un poco la vida con algunos errores innecesarios, pero estuvo fino en defensa.

Su compañero tuvo el camino inverso. Tras el 3-4 en el luminoso pidió un descanso y atención médica porque no tenía buen cuerpo. Pasó por los vestuarios y volvió para ser el zaguero contundente que acostumbra. Abrió huecos, estuvo atento para cerrarlos cuando le tocó defender y se sacó una dejada al ancho de las que le gustan tras llegar forzado a una pelota al 'txoko'.

17 Altuna III-Martija

Tantos de saque: 0

22 Elezkano II-Rezusta

Tantos de saque: 0

Pelotazos:
457
Tiempo total:
1h01'39
Parciales:
1-0, 1-1, 1-4, 3-4, 3-10, 4-10, 4-12, 5-12, 5-14, 9-14, 9-15, 10-15, 10-18, 11-18, 11-19, 13-19, 13-21, 17-21, 17-22

Altuna III lo pasó mal ayer. Fue el pelotari más efectivo de los cuatro, pero también cometió un número de errores que no acostumbra. Es cierto que la chapa tampoco lo ayudó, pero se le marcharon algunos ganchos por milímetros que de haber entrado hubieran podido tener su efecto en la contienda. No estuvo cómodo el de Amezketa. Las prisas le pudieron. Llegaba de hacer un gran partido el fin de semana pasado, pero el Parejas es así. La regularidad es el bien más preciado en este campeonato.

Fase inestable

Martija, sin embargo, volvió a firmar un partido sólido. El navarro ha subido un peldaño sus prestaciones esta temporada y tan solo falló una pelota.

Aunque resulte paradójico, la victoria de Elezkano II y Rezusta comenzó a fraguarse tras el paso del zaguero por los vestuarios. Hasta entonces se pudo ver un buen inicio del vizcaíno que tuvo la consiguiente respuesta de su rival en los cuadros alegres con las fuerzas bastante igualadas en los cuadros largos. Pero el de Zaratamo se creció conforme pasaban los minutos y encontró los huecos necesarios, ante la buena defensa de sus rivales, en diferentes puntos de la cancha. A desatacar la contradejada en el ancho que supuso el 3-8 en el luminoso. El parcial de 2-10 de los que vistieron de azul les puso el choque de cara. Rezusta se asentó y todo fue más fácil.

Cuando parecía que lo tenían todo controlado, llegó una fase de inestabilidad que permitió a sus rivales acortar la diferencia y generó alguna duda entre los azules. Parecía algo pasajero porque su reacción fue buena y alcanzaron los últimos compases de la contienda con ocho tantos de ventaja (13-21). Pero con Altuna III en la cancha casi todo es posible si cuenta con un zaguero de garantías como Martija. El de Amezketa entró en ebullición para comenzar una remontada que al final no fue posible, pero que les permitió acercarse hasta los cuatro tantos.

Hoy (17.00 horas) en el frontón Astelena de Eibar se cierra la tercera jornada con el duelo entre Olaizola II-Albisu y Artola-Mariezkurrena II. El delantero de Goizueta vuelve al recinto guipuzcoano un año después, mientras que el joven zaguero de Berriozar disputará su primer encuentro en este frontón. Será una prueba de fuego para él porque se mide a un pegador como el de Ataun.

Ezkurdia se hace grande en su localidad

Ezkurdia y Ladis Galarza sumaron el viernes por la noche su primer punto en el Parejas tras vencer (22-8) a Irribarria y Zabaleta en el frontón de Arbizu. El delantero navarro se hizo grande en su localidad y fue la pieza clave del triunfo de los colorados. Lo hizo casi todo bien. Estuvo inspirado en el remate, hizo mucho daño con el saque, y acertó a la hora de ayudar de aire a su compañero aunque tuviera que retroceder un par de cuadros. No cometió un solo error. Ladis Galarza aguantó bien la carga de trabajo que propusieron sus rivales. Estuvo sereno en su puesto y acertado a la hora de cubrir el 'txoko'.

Irribarria y Zabaleta, por el contrario, no mostraron su versión más reconocible. Sobre todo el zaguero de Etxarren que emitió demasiadas intermitencias. No fue su noche. El delantero estuvo bien a nivel ofensivo pero blando en defensa.

 

Fotos

Vídeos