«He demostrado que puedo jugar mano a mano»

Aitor Elordi, sentado en el frontón de Mallabia donde entrenó el pasado martes./ignacio pérez
Aitor Elordi, sentado en el frontón de Mallabia donde entrenó el pasado martes. / ignacio pérez

Tras conseguir la txapela del Parejas, disputa el sábado en el Labrit la final del Manomanista de promoción dispuesto a aprovechar su racha

JUAN PABLO MARTÍN

Aitor Elordi está «especialmente ilusionado» por haber llegado a la final del Manomanista de promoción, «porque mucha gente ha dicho que no tenía cualidades para esta especialidad». El sábado se jugará la txapela en el Labrit ante el riojano Darío con la confianza que le otorga haberse llevado el Parejas hace mes y medio. Ayer ambos pelotaris escogieron material y quedaron satisfechos.

- Segunda final consecutiva, ¿se ha acostumbrado?

- Es cierto que hace mes y medio jugué la del Parejas que cuando he terminado de asimilar que he ganado la txapela tengo otra, pero soy consciente de que en el futuro puede que no sea así. Por suerte y por el trabajo realizado hay que aprovechar el momento y tratar de prolongarlo.

- ¿Es consciente de que tiene la opción de llevarse el Manomanista de promoción?

- Desde que gané la semifinal casi han pasado dos semanas y he tenido tiempo de situarme. Para jugar bien la final tienes que creerte que estas en ella. Es cierto que necesité un par de días, pero estoy preparado para disputarla.

- El esfuerzo realizado sigue dando sus frutos.

- El continuidad es imprescindible, pero para llegar a un partido así se necesitan otras cosas como la suerte y que te respeten las lesiones. Es una suma de todo mientras se juega el torneo. Estoy disfrutando en la cancha y espero hacerlo también el sábado.

- Lleva una temporada para enmarcar.

- Siempre quieres más. Cuando gané la del Parejas sabía que no me podía relajar porque tiene su protagonismo en el momento pero luego desaparece, y hay que seguir con el día a día.

- ¿La final es un premio?

- Muy grande. La anterior fue muy especial porque era la primera txapela, pero la del mano a mano lo es más porque mucha gente ha dicho que no tenía cualidades para esta especialidad, que no tenía golpe, que solo podía jugar a parejas, y he demostrado que también puedo jugar mano a mano. Por lo que, además de ser un premio, eso me hace especial ilusión.

- Ahora hay que ganarla.

- No será fácil. Espero afrontarla con la tranquilidad con la que jugué la otra, sin perder el punto de tensión. Dicen que las finales son para ganarlas y pelearé por ello, pero si no lo consigo tengo razones para estar contento.

- ¿Cuando le dijeron que iba a jugar el Manomanista y vio el cuadro que le tocaba qué pensó?

- Nada en especial. Ví que estaban Zabala y Darío, a los que veía como favoritos porque tienen más cualidades para el mano a mano. Pero yo me sentía bien y no tenía presión alguna. Llegaba con confianza del Parejas y me ha venido muy bien. Atravieso una buena racha.

«Defiende y pega mucho»

- ¿Sigue pensando que Darío es el favorito?

- Tiene más golpe. Es el que tiene que mandar a lo largo de la contienda y el que tiene más posibilidades para ganar porque sacar un partido adelante solo defendiendo es muy complicado.

- ¿Le puede servir la táctica que empleó contra otro pegador como Zabala?

- Son dos pelotaris parecidos que a bote le dan mucho con ambas manos y tienen un buen sotamano, por lo que tendré que emplear una estrategia parecida. Sacar bien, porque el que mejor lo haga tendrá medio partido, y según el ritmo hacer una u otra cosa.

- El de Ezcaray tiene más experiencia.

- Es más veterano y físicamente está mejor preparado porque Zabala acaba de debutar y, como es normal, todavía necesita tiempo. Tengo claro que Darío no bajará sus prestaciones en la segunda mitad y si quiero ganar tendré que acabar los tantos.

- ¿Tiene puntos débiles?

- Defiende y pega mucho, pero a la hora de terminar de aire todavía no está tan fino y me puede venir bien. Juega mucho a bote y tendré que aprovechar esa ventaja.

- Su último recuerdo en el frontón Labrit es con una txapela en el primer cajón del podio.

- Así es. Desde entonces no he vuelto a jugar allí. Si entonces me dicen que iba a volver para jugar la final del Manomanista de promoción no me lo hubiera creído. Pero está ahí y tengo muy buenos recuerdos de entonces. A ver si soy capaz de repetirlos el sábado.

- ¿Ha soñado con la txapela?

- Sí. Me veo capaz de ganarla. Si no crees en tus posibilidades antes de salir al partido lo tienes perdido. Tengo un rival duro, pero si ofrezco mi nivel sé que tengo opciones.

- Si gana, el año que viene jugará el Manomanista de primera.

- Ese es otro de los grandes premios que me hace especial ilusión.

Los datos

Nombre.
Aitor Elordi es natural de Mallabia. Cumplió 23 años el pasado mes de marzo. Delantero de la empresa Aspe con la que debutó en enero de 2016.
Palmarés.
Fue campeón del Parejas de promoción el 30 de marzo en compañía del también vizcaíno Oier Etxebarria en el Labrit de Pamplona tras vencer a Agirre y Salaverri (20-22).