Beaskoetxea y López se llevan el triunfo en Gernika

Beaskoetxea y López con las txapelas en el Jai-Alai./e.c.
Beaskoetxea y López con las txapelas en el Jai-Alai. / e.c.

Doblegan con comodidad (10-15 y 6-15) a Goikoetxea y Lekerika, que defendían el título del año pasado en el torneo de cesta

D. MEABE

No hubo color. Bueno sí, uno, el azul de Diego Beaskoetxea e Imanol López, que se impusieron con autoridad a Iñaki Osa Goikoetxea y Unai Lekerika en la final del Grand Slam de cesta punta que se disputó el sábado por la noche en un abarrotado frontón Jai Alai de Gernika. El resultado final de 10-15 y 6-15 refleja la superioridad de una pareja en la que sobresalió López. El zaguero, que se acababa de recuperar de una dolencia en el bíceps de su brazo derecho, dio un auténtico recital ante una pareja como la formada por Goikoetxea y Lekerika, que defendían el título logrado el año pasado.

Como se esperaba Beaskoetxea y López salieron desde el primer saque a dominar el encuentro. Con una estrategia muy evidente: castigar a Lekerika y evitar que el delantero rival entrase en juego. En ese aspecto destacó durante todo el partido un López que, en la actualidad, no tiene rival atrás.

Así las cosas, el choque arrancó con un 0-2 para los azules, que trabajaban el tanto para que luego Beaskoetxea acertase en el remate definitivo. Una ventaja que ya no cederían en ningún momento, con parciales de 2-4, 4-8, 5-10 y 7-10 hasta el definitivo 10-15. El segundo set transcurrió por unos derroteros similares, a pesar de que Goikoetxea y Lekerika arrancaron mejor y se llegaron a poner con un 4-1 a favor. El delantero colorado comenzaba a entrar más en juego y eso se notaba en el luminoso.

Fue un espejismo. La reacción de los azules no se hizo esperar. La voltereta se reflejó en un 5-10 que despejaba cualquier duda de cómo iba a acabar la final. De ahí, a un 5-14, 6-14 y el definitivo 6-15 que daba la txapela a Beaskoetxea y López. El delantero logra así uno de los pocos trofeos que le quedaban por lograr.