Un arranque más que esperanzador

Oier Etxebarria, tras su último triunfo en el Bizkaia./Luis Ángel Gómez
Oier Etxebarria, tras su último triunfo en el Bizkaia. / Luis Ángel Gómez

Oier Etxebarria debutó hace un mes y está a un paso de meterse en las semifinales del Parejas de promoción

JUAN PABLO MARTÍN

El salto del campo aficionado al profesional suele ser grande y algunos pelotaris lo llevan mejor que otros. En el caso del vizcaíno Oier Etxebarria, su arranque no ha tenido sobresaltos. Tuvo un debut peculiar porque su primer partido con Aspe fue directamente el del Parejas de promoción, y un mes más tarde está a un paso de meterse en las semifinales. En compañía de Elordi, colidera la clasificación con cuatro victorias y una derrota. «De momento estoy disfrutando y tengo la suerte de cara, pero soy consciente de que vendrá la vuelta», reconoce.

El zaguero de Igorre se ha adaptado mejor de lo que pensaba al material y a los rivales. «Es cierto que el ritmo es más vivo y las pelotas tienen más gracia». Ha conseguido la regularidad que buscaba en la competición. Es un pelotari seguro que busca altura en el frontis y cuenta con buenas piernas a la hora de tapar huecos. La ayuda que ha tenido de su delantero también ha sido importante a la hora de gestionar los partidos y la presión. «Elordi está en un gran momento, me transmite confianza y estoy a gusto en la cancha».

El hecho de que jugaran bastantes veces juntos en el campo aficionado les ha facilitado las cosas a la hora de entenderse y de tener claro el papel de cada uno en determinados momentos. «Cada uno sabemos cuál es nuestro sitio y los puntos fuertes y débiles del otro, por lo que procuramos ayudarnos». El buen arranque que tuvieron en el torneo también fue un punto positivo para ellos. A pesar de ser su debut, Oier Etxebarria se amoldó bien al frontón Astelena de Eibar y sacaron adelante el choque contra Darío y Ruiz. En la segunda jornada, sin embargo, les tocó vivir la otra cara de la moneda en Lemoa. Peio Etxeberria y Garmendia se los llevaron por delante, sobre todo por la gran actuación que tuvo el delantero navarro con la volea. Pero la derrota no supuso mayores dolores de cabeza porque consiguieron enderezar la situación de inmediato con otros dos triunfos contundentes consecutivos que evitaron cualquier situación incómoda.

El viernes en Mallabia

El de Igorre no lo ha hecho bien solo en el campeonato. Ha tenido que disputar un par de primeros partidos con Jaka contra rivales de entidad en la zaga como Erostarbe y Untoria y también los ha sacado adelante.

Su objetivo antes del debut era «hacerlo lo mejor posible», pero vista la situación en la que se encuentran dentro del Parejas de promocion, ahora las semifinales también figuran en sus preferencias. No quiere hacer números por el momento. Sabe que con una victoria puede ser suficiente para estar en la siguiente ronda.

El viernes (20.00 horas) tiene la oportunidad de conseguirla en el frontón de Mallabia, localidad natal de Elordi. La pareja vizcaína conoce a la perfección el frontón de los numerosos partidos que han jugado en él dentro del torneo Biharko Izarrak, «pero Agirre y Salaverri son una combinación muy dura».