Altuna III y Martija son prácticos

Altuna III y Martija celebran la consecución de su quinto punto anet unos serios Aretxabaleta y Víctor./luis ángel gómez
Altuna III y Martija celebran la consecución de su quinto punto anet unos serios Aretxabaleta y Víctor. / luis ángel gómez

Suman su quinto punto sin alardes y siguen con opciones en el Parejas tras vencer a Víctor y Aretxabaleta en el frontón Bizkaia

JUAN PABLO MARTÍN

Tenían toda la presión para seguir con esperanzas en el Parejas y se notó. Pero Altuna III y Martija sacaron a relucir su versión más práctica en el frontón Bizkaia para superar a Víctor y Aretxabaleta y conseguir el quinto punto que les coloca a tan sólo uno de la cuarta plaza. Los de Aspe gestionaron bien un choque en el que tuvieron que trabajar porque los de Baiko no se jugaban nada y mostraron una versión más que aceptable en la primera parte de la contienda.

El de Amezketa y el navarro, sin embargo, lograron capear el temporal a base de constancia y de una buena defensa y esperaron su oportunidad para romper definitivamente el encuentro. Los que vistieron de azul se vinieron abajo. Sobre todo el delantero riojano que emborronó su actuación con errores no forzados. El zaguero de Markina esta vez no se vino abajo y aguantó mejor todo el choque. De hecho, se quedó con las cuatro pelotas perdidas en la primera parte, donde también sumó un par.

Los colorados partieron como claros favoritos para la cátedra porque sus rivales eran una incógnita. Para el de Ezcaray era el primer choque del torneo, mientras que el markinarra jugaba con su tercer delantero distinto tras no recuperarse Urrutikoetxea a tiempo, y la lesión de Laso. No tenían más en juego que el orgullo y la posibilidad de ayudar a sus compañeros, todavía con opciones de estar en la próxima ronda, pero querían hacerlo bien para demostrar que lo que les ha ocurrido esta temporada en la competición ha sido una sucesión de acontecimientos en contra.

El choque arrancó a bandazos. El primero cayó del lado de los de Aspe porque a Aretxabaleta le costó asentarse un poco sobre la cancha, pero la respuesta de su compañero fue inmediata y Víctor se sacó tres tantos de bella factura de la manga. Pero en su cuarta tentativa la pelota se le fue abajo y sus rivales sumaron una tacada de cinco (8-3). Cuando parecía que el partido se podía romper, los azules se volvieron a agarrar con otro arreón del de Ezcaray y después de que Martija mostrara algún punto de debilidad.

Altuna III deja pasar una pelota ante la mirada de Víctor.
Altuna III deja pasar una pelota ante la mirada de Víctor.

Parcial de 2-10

Consiguieron un parcial de 2-10 que les permitió alcanzar por delante el primer descanso obligatorio (10-13) y llevar la incertidumbre a la grada vista su efectividad. Sin embargo, les faltó corroborar todo lo mostrado hasta entonces y su inestabilidad permitió que los colorados se asentaran definitivamente.

Al riojano le entraron las prisas. Seleccionó mal las pelotas a las que tenía que entrar y otras acciones se le fueron fuera por poco o terminaron por golpear en la chapa. Altuna III y Martija optaron por sujetar y defender con uñas y dientes cada acción. El zaguero comenzó a poner la pelota cada vez más alejada del frontis y tapó bien los huecos en el 'txoko'. Fue tras la igualada en el cartón 14 cuando el encuentro tomó un claro color colorado. Sin hacer gran cosa más que aguantar, se encontraron con tres tantos de ventaja que el de Amezketa amplió a cinco después de un par de buenas acciones. La segunda supuso el único gancho que subió al marcador en todo el encuentro (18-14). La dejada de Altuna III en la siguiente acción después de una defensa numantina y 43 pelotazos hizo mucho daño a sus rivales y fue el principio del fin.

 

Fotos

Vídeos